Reparte apoyos en eventos públicos; oposición acusa uso electoral de los programas sociales

En los últimos seis años el gobierno del Estado de México, a través de la Secretaría de Desarrollo Social, ha ejercido 17 mil 105 millones 892 mil 799 pesos en 18 programas sociales dirigidos, en su gran mayoría, a adultos mayores, niños y mujeres.

La entrega de programas sociales y apoyos como La Efectiva y las despensas de Diconsa en al menos dos eventos públicos en Huixquilucan y Zinacantepec por parte de los gobiernos estatal y federal – en pleno proceso electoral- ha generado indignación entre los diferentes partidos de oposición.

Las acusaciones señalan que las dos administraciones pretenden hacer uso de los apoyos para organizar una “elección de Estado” para obtener votos en la jornada para elegir gobernador el siguiente año, pues hacen, según la oposición, una propaganda disfrazada de programas sociales, el uso político electoral de los apoyos y una promoción ilegal de algunos servidores públicos, generando inequidad en el proceso electoral.

En promedio, al día, las autoridades han repartido, desde 2011 y hasta junio de este año, despensas, útiles escolares, uniformes y apoyos económicos que en su conjunto representan una erogación de 8.5 millones de pesos; monto suficiente para mantener a 38 mil 897 personas con tres salarios mínimos al día.

Con base en los reportes que la Secretaría de Desarrollo Social entregó al Poder Legislativo, el principal apoyo otorgado consiste en paquetes nutricionales y, o despensas alimentarias. En este tiempo ha entregado más de 20 millones de cajas con productos diversos para la alimentación familiar.

Estas ayudas son totalmente independientes a las de carácter federal entidad como son los comedores comunitarios donde miles de familias reciben alimentos de manera gratuita.

Los eventos donde se han repartido apoyos han reabierto la discusión en torno al uso de los programas sociales y su utilidad para disminuir los niveles de pobreza, pues pese al aumento en el gasto social, la situación no ha mejorado. La entidad gasta más, pero tiene más pobres.

Las cifras oficiales indican que en la entidad hay 9.4 millones de personas con diversas carencias, cuando en años anteriores la cantidad era menor. Entre 2012 y 2014 la pobreza creció 12.8 por ciento y 27.6 por ciento la considerada como extrema, lo cual en términos absolutos significa un millón 202 mil personas más en solo dos años, es decir que cada tercer día tres habitantes cayeron en desgracia.

La información proporcionada por el gobierno estatal muestra que cada año ha aumentado el número de beneficiarios, sin precisar si se trata de nuevos padrones y si hay familias donde se entregue más de un apoyo. En 2015 el listado de beneficiarios llegó a 941 mil 717 personas, donde destacan los adultos mayores, las madres adolescentes, madres que trabajan y mujeres que laboran.

Cada programa tiene reglas de operación pero hasta el momento nadie ha verificado que se cumplan, aunque tampoco hay quejas formales de quienes acreditando los requisitos les han negado el apoyo.

Redacción Marcaje Legislativo  y más información

Advertisements