Otro intento desesperado por parte de Samsung

Tras la polémica generada por el explosivo Galaxy Note 7 , se tuvieron que retirar todos los equipos, algunos cambiaron su teléfono por uno nuevo y aun así explotó.

Error tras error para Samsung, ya no sabían de qué manera recuperar la confianza de los usuarios y en un intento desesperado hicieron algo, que una vez más no les trajo buenos resultados.

Decenas de ejecutivos chinos y surcoreanos se arrodillaron en una reunión con los distribuidores locales en Shijiazhuang, China el pasado 29 de octubre.

Sin embargo, lo que fue un acto de disculpa, fue bastante mal recibido por miles de usuarios, pues en China y en varios países asiáticos únicamente se arrodilla para rendir homenaje a los padres, a Dios, o en casos extremamente graves.

“Ahora podemos decir adiós a Samsung”, opina un usuario decepcionado con la marca. “Nos arrodillamos ante nuestros padres, maestros, héroes, mártires, nuestros antepasados”.

Mientras otro dice, ¿Cuál es el propósito de este gesto? No puedo aceptar esto en mi corazón”.

Advertisements