La disputa mayor está en Florida, donde hay un estrecho margen. Florida, con 29 votos del colegio electoral, es un estado clave y podría determinar el ganador de la elección.



El electorado se vuelve menos blanco y más latino

Alrededor del 70% de los votantes el martes son blancos, comparado con el 72% de hace cuatro años. También cayeron los votantes negros: de 13% a 12%.

Entretanto, la población latina subió de 10% a 11%, y la asiática de 3% a 4%.

A los votantes les gustó su candidato

A lo largo de la campaña, muchos estadounidenses dijeron que escogerían entre el menor de dos males. Pero cuando salieron de las urnas, 42 % de los votantes dijo que se sentía bien a favor de su candidato.

Solo 25% dijo que su voto fue basado en el rechazo a otras opciones. Otro 31% dijo que les gustó su candidato, pero que tenían reservas.

Poco entusiasmo

No hay mucho de dónde escoger. Así es como muchos votantes se sienten sobre los candidatos presidenciales en EE.UU. Solo cerca de 4 de cada 10 votantes dijeron que les emocionaría o serían optimistas si Hillary Clinton o Donald Trump llegan a la Casa Blanca, según los sondeos de boca de urna.

Eso contrasta con su visión sobre el actual presidente. Alrededor de 54% de los votantes que acudieron a las urnas este martes dijeron que aprueban el trabajo de Barack Obama como presidente.

Mira las reacciones durante la noche electoral en Estados Unidos

Y mientras se Donald Trump ha hablado mucho sobre que la elección está amañada, alrededor de 8 de cada 10 votantes dijeron que confían de alguna manera en que los resultados de la elección serán contados de forma precisa.

El momento de la decisión: hace varias semanas

Los votantes dijeron que decidieron su voto hace mucho tiempo, según indican las encuestas de boca de urna.

Alrededor de 62% de los votantes decidieron antes de septiembre por quién iban votar. Otro 26% decidió en septiembre o octubre.

Pero solo 12% decidió en la última semana o en los últimos días. Esto sugiere que las recientes revelaciones del FBI reabriendo y luego cerrando de nuevo su investigación relacionada con los correos electrónicos de Hillary Clinton y las acusaciones por conducta inapropiada de Donald Trump no tuvieron mucho impacto en los estadounidenses a la hora de acudir a votar.

Advertisements

¿Qué te parece?