Hechos en que los usuarios de transporte público, se vuelven en una especie de “vengadores anónimos”, se ha vuelto en un acto más común en el Estado de México, donde en los primeros nueve meses de 2016, despuntó este tipo de ilícito en más de un 20 por ciento.

En las primeras horas del pasado lunes 31 de octubre, usuarios de la autopista México-Toluca, reportaron el hallazgo de cuatro cuerpos a la altura del kilómetro 38.

Horas más tarde la Procuraduría General de Justicia mexiquense informó que se trataba de supuestos integrantes de una banda dedicada a los asaltos a autobuses en ese tramo carretero, y que habían sido supuestamente abatidos por un pasajero anónimo que disparó contra ellos al momento del atraco.

De acuerdo a las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, durante los primeros nueve meses del presente año, se registraron un total de mil 404 asaltos tanto a mano arma como bajo la modalidad sin violencia.

Mientras que el año pasado (2015), en el mismo periodo de tiempo, hubo mil 172 asaltos denunciados ante el Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia estatal, es decir, que en 2016 hubo un incremento de poco más del 20 por ciento de este tipo de ilícitos.

La estadística también señala que el mes de septiembre del 2016, se duplicaron los asaltos a transporte público en la entidad, al pasar de solo 98 casos reportados en 2015, a 260 hechos en el presente año.

Asimismo, mientras en los 30 días de enero de 2015, se denunciaron 83 asaltos consumados, para el 2016 la cifra alcanzó en el mismo mes un total de 124 atracos contra transportistas y usuarios.

Finalmente, entre las ciudades más peligrosas para los usuarios del transporte público, se encuentran Toluca y Ecatepec, mientras que entre las carreteras federales, están la México-Toluca y la México-Querétaro, esto último según los reportes de la Policía Federal.

Redacción elsoldemexico.com.mx

Advertisements