Sharbat Gula, la afgana que cautivó al mundo a través de la portada que le dedicó el National Geographic en 1985, podría pasar los próximos 14 años en la cárcel, luego de que un tribunal paquistaní rechazó que la mujer de 44 años obtuviera su libertad bajo fianza.
Gula fue detenida el pasado 26 de octubre por la posesión ilegal de un documento de identidad nacional de ese país, donde vivía en un campo de refugiados.
Mohsin Dawar, uno de los tres abogados contratados por el gobierno afgano para la defensa de la refugiada, señaló que el juez no dio explicaciones de la determinación, por lo que quedarán a la espera del documento de la sentencia para apelar ante el Alto Tribunal de Peshawar.
La defensa solicitó ayer la libertad bajo fianza para la acusada, por razones humanitarias, ya que padece hepatitis C, no tiene antecedentes penales y tiene hijos pequeños “que no pueden vivir sin ella”.
Por su parte, el embajador de Afganistán en Islamabad, Omar Zakhilwal, se mostró “decepcionado” tras conocer hoy la decisión del tribunal y afirmó que pedirá la intervención del primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, en el asunto.
Es extremadamente decepcionante que la petición de libertad bajo fianza haya sido rechazada a pesar de las garantías ofrecidas por el ministro de Interior, Nisar Ali Khan, y otros líderes del Gobierno […] El Gobierno central tiene autoridad para retirar los cargos presentados por una agencia federal”, indicó el diplomático en su página de Facebook.
Zakhilwal remarcó una vez más que el documento de identidad paquistaní de Gula no fue obtenido ilícitamente ni falsificado, sino que fue emitido legalmente por las autoridades, igual que a otros refugiados afganos del país.
El jefe de la diplomacia paquistaní, Sartaj Aziz, afirmó la semana pasada que su Gobierno “trabajaría” para liberar a Gula, mientras que el ministro de Interior indicó el domingo que había pedido a la Agencia de Investigación Federal que la dejasen en libertad condicional.
El fotógrafo estadounidense Steve McCurry capturó la icónica fotografía de Gula en 1984, cuando tenía 12 años, en un campo de refugiados en la localidad paquistaní de Peshawar (noroeste), imagen que sería publicada un año después, convirtiéndose en una de las más icónicas del siglo XX.
Diecisiete años más tarde, cuando Gula tenía 30 años, Mc Curry la volvió a fotografiar en Afganistán y descubrió que la joven desconocía su fama internacional.

Con información de Excélsior 

Advertisements