Durante tres años, y con justicia con un par más antes, el crecimiento de la tradición del Alfeñique había llegado a nuevos niveles. Especialmente entre 2013 y 2015 donde el impulso al Festival Cultural impactó positivamente a la Feria, incrementando su afluencia gracias a un programa cultural de altísima calidad que enfocado en las celebraciones del Día de Muertos, que dio dignidad y presencia a Toluca.

Los ejemplos son mayúsculos, desde una pareja de catrines animados que fue la imagen de los tres años y que se complementaron con una pareja similar de 10 metros de altura, quienes vistieron a la Plaza de los Mártires, siendo la entrada para el uso de ese recinto como sede principal que se iluminó con arcos florales, figuras de cartonería bien iluminadas, la presencia de un centenar de ofrendas tradicionales y muestras artesanales de todo el país enfocadas a la muerte.


Haciendo de este lugar la delicia de propios y ajenos que además se vestía cada noche con espectáculos de un gran nivel con figuras de la talla de Susana Harp, Eugenia León, Filipa Giordano, Ignacio Lopez Tarso, el Ballet de Amalia Hernández, la UAEM con su Fandango y los espectaculares cierres de la Filarmónica de Toluca con cañones y campanas, eventos que congregaron a miles y miles de personas.


Por su parte, el orden y la dignidad fue evidente, la plaza González Arratia se preservó como espacio cultural mostrando eventos locales vinculados a la muerte que permitía la presentación del talento local en un escenario ex profeso y que no competía con payasos o personajes disfrazados de monstruos, los cuales en orden ocupan lugares asignados y regulados. Así un programa de calidad atraía a públicos de todos los estratos sociales con la consecuente derrama económica


Qué decir de la nueva imagen que se dotó a los Portales con arcos diseñados a medida que mostraban bellas fotografías de estas fechas y fragmentos con gran diseño de frases del Quijote y del Laberinto de la Soledad de Octavio Paz. Todo adornado con figuras luminosas alusivas únicas a nivel nacional..


Igualmente en 2014 se abrió el Museo del Alfeñique, puesto en marcha en tiempo recor con un montaje novedoso por interactivo, bilingue y enfocado en la tradición mexicana del Día de Muertos, el cual contó con el respaldo del FONART para una tienda artesanal única y ganando en su primer año el nada despreciable número 50 mil visitantes.


A la par el Alfeñique llego a todo México con la expedición de un billete de lotería que circuló en toda la República, lo cual impulsó la campaña de difusión que incluyó un hermoso cineminuto que mostró la belleza de Toluca entre catrinas y catrines, exhibiéndose en cines del centro del País, el cual junto a espectaculares y spots de televisión y radio fueron pagados por el Fideicomiso para el Desarrollo Turístico de Toluca.


Finalmente el mismo Ayuntamiento impulsó la presencia de actores como catrines vistiendo a la Feria así como recorridos de leyendas por el Centro Histórico fueran a pie o en el desaparecido Turibus.


En síntesis celebraciones a la altura de la Capital del Estado de México, que hoy brillan por su ausencia herrando en todo y por todos los flancos. Evidenciando desinterés, incapacidad, falta de respeto y desprecio por mantener a la altura la gran fiesta de los toluqueños.

Por: Héctor Martinez  vía inbox

Advertisements

¿Qué te parece?