Dos hermanos, de siete y 13 años, a quienes el domingo por la noche se les reportó como desaparecidos, fueron encontrados en el patio de su casa, ubicada en la colonia Ateneas, en la ciudad de Chihuahua, sin vida y envueltos en cobijas.
La madre de los menores, Angélica Hernández, regresó a su casa, donde había visto por última vez a sus dos hijos en compañía de su pareja sentimental, Óscar Omar Ortega Carbajal, de 47 años.
El sujeto le informó a Angélica que horas antes los niños acudieron a una fiesta y no habían regresado, por lo que la mujer decidió reportarlos como desaparecidos, situación que Óscar Omar Ortega Carbajal aprovechó para huir.
Más tarde, Jesús Octavio M. H. y Mayra Judith M.H. fueron localizados sin vida en el patio de la vivienda que compartían, con evidentes señales de violencia física y envueltos en cobijas.
La Fiscalía General del Estado (FGE) Chihuahua informó que Jesús Octavio murió por estrangulamiento, mientras que su hermana Mayra Judith por traumatismo craneoencefálico.
Tras el hallazgo, las autoridades implementaron un operativo de búsqueda en todo el estado para dar con el paradero de Ortega Carbajal, logrando detenerlo en la carretera a Ciudad Juárez, a bordo de un tractocamión en el que viajaba de “aventón”.
Tras la detención del principal sospechoso por el asesinato de los dos menores de edad, trascendió que Ortega Carbajal ya había sido procesado por agredir a la madre de los menores, además de que ya contaba con antecedente por agresión física en contra de su expareja.

Con información de Excélsior 

Advertisements