Esta mañana durante el hallazgo de cuatro cuerpos en la carretera México-Toluca, el reportero gráfico David Deolarte fue agredido y esposado por policías federales que intentaron impedir su trabajo.

De acuerdo con el fotógrafo, colaborador de Proceso, cuando se encontraba tomando imágenes de los cadáveres ubicados a la orilla de la carretera, un policía lo empezó a hostigar. Con sus manos le tapó el lente de su cámara, pero como no pudo evitar que siguiera tomando fotografías le dio una patada en la espinilla, a lo que Deloarte le respondió con un cabezazo.

Ante el intercambio de golpes, otro par de uniformados detuvieron a Deolarte y lo esposaron. Mientras lo hacían, un tercero le propinó un rodillazo en los testículos.


Un grupo de fotógrafos que se encontraba en el sitio intercedieron por el colaborador de Proceso al que ya intentaban subir a una camioneta.

Finalmente, Deloarte y el policía que inició las agresiones platicaron y acordaron el término del altercado. Al reportero gráfico le retiraron las esposas y lo dejaron en libertad.

Los hechos se sucedieron en el mismo lugar donde se encontraban los restos de cuatro personas que fueron hallados boca abajo y con el tiro de gracia.

Un video subido a youtube que dice “Ministerio Público graba el momento en que presuntos reporteros (no identificados) ingresaron a la zona confinada por autoridades en la MEX- TOL, no permitiendo la labor de los peritos.” sin embargo se ve claramente que no se inbadio el área de acordonamiento.

Con información de Proceso

Advertisements

¿Qué te parece?