TOLUCA, México. 30 de Octubre 2016.- La combinación del alcohol con el volante dejó graves y fatales accidentes por la noche-madrugada de este último fin de semana de octubre.
Aproximadamente a las 02:00 horas de este domingo, paramédicos del Servicio de Urgencias del Estado de México acudieron al monumento del Águila ubicado en avenida Venustiano Carranza y Paseo Colón, en la capital mexiquense, tras un reporte de choque.
Al arribar, los elementos de emergencias apoyaron a seis masculinos de entre 18 y 28 años de edad quienes se encontraban en un vehículo marca Nissan color azul marino sin placas de circulación, el mismo que se introdujo en la fuente que rodea al propio monumento del Águila y la que carecía de agua.
El conductor responsable fue trasladado al Ministerio Público para deslindar responsabilidades, mientras que los demás pasajeros fueron trasladados a la Cruz Roja para su atención médica.
En otro accidente, un hombre falleció al interior de una ambulancia de la Cruz Roja derivado de las fuertes lesiones que le provocó la volcadura de la camioneta en la que viajaba.
El terrible accidente ocurrió este sábado aproximadamente a las 20:00 horas, según informó Ordenador Político; justo cuando una camioneta tipo Jeep, color gris y placas de circulación PFG-6465 del Estado de Michoacán, manejaba en exceso de velocidad y volcó varias veces sobre su propio eje en el kilómetro 8 de la carretera Toluca-Zitácuaro.
La víctima quien aun tenía signos vitales y con alta dosis de alcohol en su organismo, fue trasladada urgentemente hacia el hospital Adolfo López Mateos, sin embargo, presentaba fractura en el cráneo con exposición de masa encefálica, lo que hizo imposible que los paramédicos lo mantuvieran con vida.
La unidad de Cruz Roja esperó a que el Ministerio Público llegara al punto en dónde reportaron su muerte para iniciar con las indagatorias y de igual forma, entregar el cuerpo al Servicio Médico Forense para realizar la necropsia de Ley.

Con información de Ordenador Político.

Advertisements