Como parte de las investigaciones relacionadas con la presunta red de lavado de dinero que encabezaba Javier Duarte, gobernador con licencia de Veracruz, este jueves, agentes de la Procuraduría General de la República (PGR) catearon el rancho el rancho Las Mesas, en Valle de Bravo, Estado de México.

El cateo se realizó por tratarse de un inmueble comprado y remodelado con dinero resultado de la compra sobrevaluada de terrenos ejidales en el estado de Campeche en 2013, así lo aseguró el abogado Alfonso Ortega, operador de Duarte y ahora colaborador de la PGR como testigo.

En el espacio de “Atando Cabos” se detalló que de acuerdo con la investigación, Duarte desvió 200 millones de pesos de las secretarías de Educación y Salud para la compra y remodelación el rancho a nombre de tres prestanombres, entre ellos el empresario Moisés Mansur.

La propiedad cuenta con una construcción central de mil metros cuadrados, además de suites y caballerizas. Derivado de esta diligencia ministerial no se reportaron personas detenidas.

Inmuebles
La Auditoría Superior de la Federación dio una actualización más de las denuncias presentadas ante PGR, las cuales suman al momento 60, ninguna resuelta.

Entre las nuevas denuncias, figuran algunas relacionadas con el análisis de la cuenta pública de 2014. Al respecto, en ese periodo el gobierno de Javier Duarte recibió más de dos mil millones de pesos, como parte de un fondo federal que debieron destinarse a infraestructura, de los cuales no se tocó ni un solo peso para ese rubro y fueron desviados.

Antes, el pasado 23 de octubre personal de la Marina Armada de México llegaron en 10 camionetas, a la exhacienda El Faunito, en el municipio de Fortín, para iniciar un cateo a profundidad en las 6.8 hectáreas de superficie, de una de las casas de descanso del gobernador con licencia, hoy prófugo de la justicia, Javier Duarte.

Redacción–elarsenal.net

Advertisements