En agosto de 2014, Ryan Collins filtró imágenes comprometidas de decenas de celebridades. Tras reconocer su culpabilidad, pasará 18 meses en la cárcel

En agosto de 2014, Ryan Collins filtró un centenar de imágenes comprometidas de celebridades de la talla de Jennifer Lawrence, Scarlett Johannson, Rihanna, Avril Lavigne y Ariana Grande. La mayoría eran fotos de desnudos que robó de sus cuentas.

Ahora, el hacker de 36 años ha sido condenado a 18 meses de prisión, después de que el pasado junio se reconociera culpable.

Collins admitió haber cometido una estafa de pishing con la que consiguió sus contraseñas . El informático engañó a sus víctimas pidiendo que ingresaran sus contraseñas en emails que parecían ser de Apple y Google. Una vez las tuvo, comenzó a robar su información personal, que van desde los desnudos hasta otros mensajes comprometidos.

“Collins utilizó un software con el que descargó todo el contenido de las copias de seguridad de Apple iCloud de las víctimas”, explica Bruce Brandler, fiscal del Estado de Pensilvania.

Gracias a su estafa, consiguió como mínimo 50 cuentas de iCloud y 72 de Gmail, gran parte de ellas pertenecientes a mujeres famosas.

“Collins utilizó un software con el que descargó todo el contenido de las copias de seguridad de Apple iCloud de las víctimas”.

Muchos criticaron a Apple por no asegurar la información privada de las cuentas, pero la compañía se defendió diciendo que fue “un ataque muy específico sobre los nombres de usuario y las contraseñas de las víctimas”. Al no tratarse de “un incumplimiento de seguridad del sistema de Apple”, no pudieron hacer nada.

Al criminal se le acusaba de cargos que podrían haber derivado en cinco años de prisión y una multa de hasta 250.000 dólares (229.000 euros). Sin embargo, el castigo penal se ha quedado en menos de dos años.

Por: PlayGroundviernes 28 de octubre de 2016

Advertisements