A los exsecretarios del estado de Veracruz, Gabriel Deantes Ramos y Arturo Bermúdez Zurita, se les ejerció la acción penal por parte de la Fiscalía General del Estado, al encontrarse vinculados al caso de Javier Duarte.

Bermúdez Zurita, exsecretario de Seguridad Pública del estado, es investigado por los delitos de tráfico de influencias y abuso de autoridad, mientras que Deantes Ramos, exsubsecretario del Trabajo, por enriquecimiento ilícito.
El hecho fue consignado ante el juez de control del Distrito Judicial de Xalapa, quien tiene su poder las carpetas de investigación contra los exfuncionarios.
Será el juez el que determine si se autoriza la audiencia de imputación para vincularlos a proceso.
AMBOS SECRETARIOS ABANDONARON EL CARGO 
El 4 de agosto el jefe de la policía veracruzana renunció a su cargo luego de que se diera a conocer que poseía por lo menos 19 inmuebles en México y Estados Unidos, propiedades que fueron valuadas en 2.4 millones de dólares.
A Bermúdez Zurita también se le señaló la pertenecía al menos 24 empresas, algunas de las cuales estaban en manos de sus familiares.
Con relación a Deantes, amigo de Duarte y quien también fue subsecretario de Administración y Finanzas del Gobierno estatal y Oficial Mayor de la Secretaría de Educación, el Ministerio Público ejerció acción penal por enriquecimiento ilícito.
Ello a partir de la denuncia presentada por el Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz, que detectó quebrantos patrimoniales durante auditorías practicadas a varios ejercicios fiscales.
El contador renunció en junio pasado a la Secretaría del Trabajo tras la derrota del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) en las elecciones a gobernador.
CASO VERACRUZ
El gobernador Duarte pidió licencia el 12 de octubre, esto a 48 días del fin de su mandato.
Su argumento fue que debía abandonar su encomienda al frente del gobierno estatal para hacer frente a acusaciones de corrupción en su contra, sin embargo. días después se convirtió en prófugo de la justicia a raíz de una orden de captura que liberó la Procuraduría General de la República en su contra.
Javier Duarte enfrenta cargos por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.
El PRI lo expulsó de sus filas el martes pasado, después de que no se presentara a la audiencia programada para escucharlo.
La fiscalía general asumió en septiembre una investigación en su contra por enriquecimiento ilícito, peculado e incumplimiento del deber legal.
La investigación surgió por las denuncias de Yunes, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), que acusó a Duarte de tener, utilizando a familiares y conocidos, 25 propiedades dentro y fuera de México, las cuales fueron valoradas en 159 millones de dólares.
Además, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó que en el periodo 2011-2013 hay 35.421 millones de pesos, pendientes de justificar en Veracruz, un estado que tiene una deuda pública de 52 mil millones de pesos.
Con información de EFE

Advertisements