Ciudad de México. El senador con licencia Raúl Cervantes rindió protesta ante el pleno del Senado como titular a cargo de la Procuraduría General de la República (PGR).

Antes, el pleno lo ratificó en el cargo por 82 votos a favor, tres en contra y una abstención. Fue un procedimiento acelerado, ya que en menos de 24 horas se recibió la propuesta del Ejecutivo y se ratificó al nuevo funcionario.

Antes de protestar a su nueva asignación, el legislador se comprometió a no escatimar esfuerzos para resolver los casos de Ayotzinapa, Tlataya, Tanhuato, Nochixtlán y reconoció que su nombramiento está llamado a convertirlo en el fiscal general de la República.

Durante la comparecencia, de poco más de hora y media, a pregunta expresa sobre la posibilidad de que su nombramiento sea transexenal, Cervantes Andrade respondió que parte de su función será trabajar en la transición de la PGR en Fiscalía General de la República, “para que a futuro las víctimas del delito sean atendidas con profesionalismo, pertenencia y prontitud”.

La intención, dijo, es generar una ley “que tenga la potencia, credibilidad y funcionalidad de lo que México necesita” en materia de procuración de justicia”. Al responder a la perredista Angélica de la Peña, dijo que en la ley habría un transitorio para permitir que una vez transformada esa procuraduría, él pase a la nueve fiscalía, los próximos nueve años.

Explicó que cuando el presidente Enrique Peña Nieto lo invitó a encabezar la PGR, la reflexión que hizo con el ejecutivo federal fue que “sin autonomía y una ley adecuada, no hay ningún interés de que se pueda ejercer una buena fimpartición de justicia”.

Durante su discurso inicia, Cervantes Andrade pidió a sus compañeros legisladores “ llevar a cabo un amplio proceso de consulta y debate abierto, para que a partir de diagnósticos amplios y certeros, que cuenten con los insumos necesarios”, se proponga “ el mejor diseño organizacional, administrativo y funcional de la Fiscalía General para crear su futura ley orgánica”.

Es necesario involucrar, dijo, “a la sociedad civil, académicos, investigadores, especialistas nacionales e internacionales, servidores públicos dedicados a la procuración e impartición de justicia, medios de comunicación y legisladores, a fin de construir el mejor modelo de fiscalía que le permita llevar a cabo su misión”.

Se requiere, insistió, crear una Institución de Estado. “Una institución profesional, eficaz, eficiente, abierta, confiable y firme. Lo más importante es contar con un sistema de procesos que garanticen las investigaciones científicas, sistemáticas, imparciales, expeditas, que den lugar a acusaciones sólidas y creíbles, con independencia de quien sea el titular de la fiscalía”.

El senador con licencia insistió en que en su nuevo encargo dará continuidad “para encontrar la solución más satisfactoria posible, a los grandes casos pendientes, entre los que se encuentran los de Ayotzinapa, Tanhuato, gobernadores, Nochixtlán. desaparecidos, Tlatlaya, por citar algunos”.

Lo importante, recalcó, “será intensificar la investigación, sin escatimar esfuerzo alguno”.

Cervantes Andrade recalcó asimismo ante quienes han sido sus compañeros los últimos cuatro años asume el compromiso de desempeñar sus nuevas funciones como titular de la PGR, “ con estricto apego a los principios y normas jurídicas, con eficiencia, transparencia, rendición de cuentas y escuchando todo el tiempo las voces de la sociedad, renunciado ex-ante a cualquier aspiración político-electoral”.

Redacción, La Jornada,Andrea Becerril y Víctor Ballinas |  miércoles, 26 oct 2016  14:12

Advertisements

¿Qué te parece?