Los recorridos nocturnos en el Panteón de la Soledad, han generado gran desencanto. Quizá tenga que ver el hecho de que estos recorridos no son algo fácil que cualquier aficionado pueda improvisar; por el contrario, son el resultado de un trabajo de investigación de un universitario que se adentró en la historia para recrear con gran respeto, un fragmento de la vida de los primeros habitantes, de aquellos que forjaron al municipio.

Una celebración que iba en pleno crecimiento, que incluso adquirió el mote de “Feria y Festival Cultural del Alfeñique” terminó convirtiéndose en una burla, en un evento poco atractivo, carente de calidad, muy lejano a lo que los visitantes y los propios toluqueños, esperarían.

Desatino de la Dirección de Cultura del Ayuntamiento de Toluca al no convocar a Grupo Toluca, ese grupo de jóvenes que amantes de la cultura y conocedores del arte habían recreado tan bien las historias del Panteón de la Soledad, esos jóvenes que lograron tener filas enormes de personas entusiastas esperando en el frío de la noche por la oportunidad de conocer a la familia Graff y sus invitados alemanes que celebrando el centenario de la Independencia murieron envenenados por comer carnitas cocinadas en un cazo de cobre, o la del General Mirafuentes a quien sus fechorías en vida no le permitían descansar en paz ya que no había camposanto que lo soportase, o de Miguelito, ese pequeño cuyo retrato fúnebre permanece en su tumba desde siglos pasados.

Esas historias se han cambiado por catrinas mal vestidas, medio pintadas, con trajes baratos y arrugados que sin sentido gritan tratando de generar un ambiente de “terror”, una llorona de pestañas anaranjadas y vestido zancón, un General Mirafuentes vestido de chamarra sport y pantalones color caqui así, sin chiste, o un Felipe Chávez Becerril que si viera la interpretación que de él hacen, seguro se muere otra vez, pero de vergüenza y que decir de la Capilla donde se erige la Virgen de la Soledad, que sin respeto alguno fue iluminada de rojo y que más que capilla parece antro barato.

Ni que decir de los “guías”, faltos de buena dicción, talento y sobretodo conocimiento de lo que dicen.. barbaridades que más vale ni recordar. Solo queda desear que se recuperen estos recorridos como eran antes y mejor aún, que se invierta en ellos.

Fernando Zamora, Presidente Municipal de Toluca, ¿cómo es posible que alguien que ostenta la profesión de maestro no sepa defender la historia y riqueza de su municipio?. 

Por: DiosTolo

Advertisements

¿Qué te parece?