El mandatario estadounidense se presentó en el show nocturno de Jimmy Kimmel, en donde respondió un mensaje del candidato republicano.

El mandatario estadounidense, Barack Obama, se presentó este lunes en el programa nocturno de Jimmy Kimmel, en el que le respondió respondió de una manera bromista al empresario neoyorquino Donald Trump.

Durante la sección Mean Tweets, el presidente de Estados Unidos leyó un tweet de la cuenta de @realDonaldTrump: “Barack Obama se prepara para ser llamado el peor presidente de la historia de Estados Unidos”, leyó Obama; sin embargo, el mandatario bromeo diciendo: “Al menos seré recordado por ser presidente”.

La respuesta fue reproducida por usuarios y medios de comunicación a través de la red social Twitter, generando impresiones en poco más de un millón 500 mil usuarios con un millón 300 mil cuentas alcanzadas, de acuerdo con un reporte de TweetReach.

Luego de su presentación, Obama fue entrevistado por Jimmy Kimmel sobre sus reacciones cuando lee tweets desagradables. El mandatario señaló que muchas veces hay mensajes demasiado pasados de tono; sin embargo “no es algo que le quite el sueño”.

“Algo que hago es no devolver el insulto. Trato de dormir, así que por la mañana estoy realmente preparado para las crisis”, dijo Obama, refiriéndose a los tweets de odio de Trump.

El mandatario respondió a las personas que quieren un tercer mandato en la Casa Blanca. “En lo personal, si yo fuera capaz de tener un tercer mandato, Michelle se divorciaría de mí”, bromeó. “Por lo que no tengo opción”, dijo.

En poco menos de 20 días se celebrarán las elecciones en Estados Unidos y las diferencias se han ido marcando, ya que Hillary Clinton retomó una ventaja de dos dígitos sobre Donald Trump, a lo que el candidato republicano ha respondido que “Clinton va ganando, sólo porque tiene a los medios de comunicación de su lado”.

Sin embargo, la campaña del candidato republicano se ha visto empañada por comentarios racistas y misóginos que han impactado en la opinión pública. Luego de celebrarse el tercer debate presidencial, el empresario neoyorquino señaló que no reconocería su derrota, a menos que lo favorecieran los resultados.

Merca 2.0 por 

Advertisements