En una carta firmada por 18 panistas le expresan al líder nacional del blanquiazul que destine los recursos para fortalecer al partido y evite distraerse en la promoción de proyectos personales.
El presidente del CEN del PAN, Ricardo Anaya en la Torre Azul, frente al Senado, en enero pasado. Foto Francisco Olvera

Si el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya, busca la candidatura del blanquiazul a la presidencia de la República, lo debe asumir públicamente, ya que actualmente utiliza “la estructura y los recursos del partido” en beneficio de su proyecto personal, “a través de medios cuestionables e incurriendo en un grave conflicto de interés”.

Esto planteó ayer un grupo de 18 panistas, entre los que están Roberto Gil Zuarth, ex presidente de la mesa directiva del Senado, Juan Miguel Alcantara, quien fue secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, el senador Ernesto Cordero, el diputado Gustavo Madero y Salvador Abascal.
En un documento dirigido a Anaya y a los integrantes de la comisión permanente del PAN, que sesiona al menos una vez al mes, plantearon que las estructuras, atribuciones y prerrogativas de este partido se deben destinar a su fortalecimiento, e impedir que se distraigan para la promoción de proyectos personales, “en detrimento de la unidad y la legitimidad de la vida interna” del PAN.
Agregaron que la responsabilidad de dirigir al PAN es incompatible con la pretensión de construir un “proyecto político como aspirante a la Presidencia de la República, porque quien debiera fungir como armonizador y árbitro de aspiraciones, se convierte en factor de tensión, inequidad y de abuso de poder”.
Ante ello señalaron que es deber de la comisión permanente atender el conflicto de interés, por lo que si Anaya busca la candidatura lo asuma y se elija al frente el blanquiazul a “quien esté dispuesto a procurar las garantías necesarias para un proceso armónico y a conducirlo de principio a fin”.
Demandaron a Anaya y a la comisión permanente “garantizar imparcialidad, claridad y piso parejo para la gesta épica que estamos prontos a enfrentar”. Le pidieron actuar con apego a la norma, a lo “ético y correcto”.

Con información de La Jornada

Advertisements