Orgullosos artesanos toluqueños exhiben sus creaciones en la Feria y Festival del Alfeñique Toluca 2016

Morado, blanco, naranja, verde, amarillo, rosa mexicano y hasta negro son los colores que dan vida a las tradicionales figuras de las hojas papel picado que decoran los altares en miles de hogares durante las festividades del Día de Muertos, a celebrarse los días 1 y 2 de noviembre, un elemento muy mexicano cuya precisión y finura encanta a propios y extraños.

El catrín, la catrina, el panadero, los bailarines, los charros, el mariachi, la calavera y las leyendas 2 de noviembre, así como Día de Muertos, son algunos de los diseños que pueden encontrarse en los puestos 17 y 18 de la Feria del Alfeñique colocada en Los Portales de Toluca, trabajo que por su belleza y originalidad ha cruzado las fronteras y ha sido utilizado para decorar altares de escuelas católicas en países como Irlanda y Estados Unidos, entre otros.

Para la familia toluqueña Serrano Flores, elaborar las figuras de papel picado es una herencia de casi un siglo de tradición, ya que el abuelo paterno fue quien instruyó a su madre en el oficio y a su vez ella lo transmitió a sus hijos, enseñándoles que con amor, paciencia y corte a corte se delinean extraordinarias figuras de papel picado en hojas del llamado “papel china”, desde los 10 centímetros de altura por 15 de ancho hasta 1.5 metros de altura por 50 centímetros de ancho, por lo que elaborar dichas piezas representa un gran trabajo y una grande satisfacción.

Explicaron que la producción del papel picado se realiza casi todo el año, ya que elaboran hasta seis millares de papel por diseño, lo que resulta en más de 30 mil piezas que tienen dispuestas para la venta durante la Feria y Festival del Alfeñique de Toluca. También, crean otros adornos como el gusano, que es utilizado como guía en las paredes, guías enramadas y hasta un paracaidista, figuras que también se realizan con esta técnica.

Advertisements

¿Qué te parece?