Aunque el empresario permanecerá en el penal de Chiconautla, debido a que aún se le siguen los procesos de la carpeta 772/2016 por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita

ALMOLOYA DE JUÁREZ, Edomex. (apro).- Emir Garduño Montalvo, conocido por la opinión pública como “Lord Rolls Royce”, obtuvo su libertad por el delito de lesiones con la agravante de haberse cometido con arma de fuego, después de pagar 170 mil pesos por reparación de los daños al policía federal Jorge Aurelio Vera Manzanares.

Un juez de Control del Poder Judicial del Estado de México -con jurisdicción en Almoloya de Juárez-, decretó extinta la acción punitiva, ordenó la libertad inmediata, y poner fin a este proceso, aunque el empresario permanecerá en el penal de Chiconautla, debido a que aún se le siguen los procesos de la carpeta 772/2016 por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, cuya audiencia de cierre de investigación se celebrará el próximo 24 de octubre.

Por lo que hace a la acusación que provocó el escándalo en redes sociales después de salir a la luz el video en que Garduño Montalvo y sus escoltas agreden al elemento policiaco el pasado 9 de mayo, ambas partes llegaron a un Acuerdo Reparatorio del Daño, uno de los Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias establecido por el Poder Judicial del Estado de México.

El imputado aceptó indemnizar al afectado con 170 mil pesos: 30 mil por daños médicos; 70 mil por daño moral; 60 mil por tratamiento psicológico y 10 mil por daño a vehículo, con lo que se cierra el proceso que se le seguía por la carpeta de investigación 551/2016.

Durante la audiencia celebrada este día, Emir Garduño ofreció una disculpa a Vera Manzanares por las agresiones y reconoció que a partir de entonces cambiaron muchas cosas en su vida.

Además, ambos acordaron no seguir con el procedimiento, otorgar el perdón, respetarse, respetar a sus familias y a sus bienes. Mientras el policía federal, quien el día de los hechos se encontraba “franco” –era su día de descanso y se trasladaba vestido de civil– renunció al término de cinco días para apelar la resolución.

Redacción Proceso

Advertisements