Oslo. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, fue reconocido este viernes con el Nobel de la Paz por sus esfuerzos para acabar con una guerra civil de más de medio siglo que se cobró la vida de más de 200 mil colombianos.
El reconocimiento fue hecho apenas cinco días después de que el pueblo colombiano rechazó en referéndum el acuerdo de paz forjado entre Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). La resolución del premio no cita a la contraparte de Santos en las negociaciones, el líder de la guerrilla, Rodrigo Londoño.
Este revés en las urnas no supone el final del proceso de paz, informó el comité encargado de entregar los galardones.
“El referéndum no fue un voto a favor o en contra de la paz”, explicó la vocera del Comité Noruego del Nobel en conferencia de prensa, al insistir que el proceso de paz no ha muerto. “Lo que rechazaron los partidarios del ‘No’ no fue el deseo de paz, sino un acuerdo de paz en concreto”.
Santos y Londoño firmaron el mes pasado un acuerdo que ponía fin a más de medio siglo de hostilidades, pero seis días después los colombianos rechazaron su propuesta en un referéndum nacional.
Los votantes colombianos rechazaron el acuerdo el domingo por el más estrecho de los márgenes —menos de un punto porcentual— por la preocupación de que los rebeldes, que estuvieron detrás de muchas atrocidades, recibieron un acuerdo a su favor. Bajo los términos del acuerdo, los rebeldes que entreguen sus armas y confiesen sus crímenes evitarán pasar tiempo en la cárcel y en su lugar las FARC les darán 10 escaños en el Congreso hasta 2026.
No hubo una reacción inmediata de Santos al galardón, el cual fue anunciado cuando era de noche en Colombia. Sin embargo, la oficina de prensa de los premios Nobel lo citó en Twitter diciendo: “He recibido este premio en su nombre: el pueblo colombiano que ha sufrido tanto con esta guerra”.
Londoño, conocido por su alias Timochenko, tuiteó por su parte: “El único premio al que aspiramos es de la #PazConJusticiaSocial para #Colombia sin pamilitarismo, sin retaliaciones ni mentiras #PazALaCalle”. Timochenko está en La Habana, donde viajó luego de la firma con Santos el 26 de septiembre.
Según el Comité Noruego del Nobel, Santos “a pesar de la mayoría del ‘No’ en el referéndum, ha acercado significativamente el sangriento conflicto a una solución pacífica”.
El premio debe considerarse también “un homenaje al pueblo colombiano que, a pesar de pasar grandes dificultades y abusos, no han perdido la esperanza de una paz justa, y a todas las partes que han contribuido al proceso de paz”, agregó.

Advertisements

¿Qué te parece?