La presidenta de la Junta de Gobierno del congreso de HidalgoMaría Luisa Pérez Perusquia, reconoció que cada uno de los 30 legisladores que integran la legislatura representa una erogación de poco más de 100 mil pesos al mes, cada uno.

En entrevista, al término de los trabajos legislativos, expuso que la suma de recursos se integra por una dieta de 48 mil pesos, que en el caso de la presidenta de la junta de gobierno es de 52 mil pesos.

Pero, además, se entregan 30 mil pesos a cada diputado, para labores de gestión, así como 20 mil pesos para los gastos que representa el personal que los asiste, y otros 10 mil pesos más para los legisladores de la Secretaria de Finanzas, por concepto de transporte.

Afirmó que en el primer mes de labores de la LXIII legislatura local, cada uno de los 30 diputados ha recibido el recurso correspondiente y descartó que se pudiera solicitar algún incremento a la dieta de los legisladores en el próximo presupuesto de egresos.

Les informó con toda la transparencia que ese es el recurso que recibe cada diputado, es el recurso que tienen ellos para su trabajo”, el cual, puntualizó, se maneja de manera “transparente como el agua”.

El pasado 21 de septiembre, Pérez Perusquía, dejó en claro que ningún integrante de la presente legislatura, podría recibir automóviles para cumplir con sus actividades.

Precisó que se encontraban en un momento de austeridad, por lo que enviaron al servicio mecánico a las unidades vehiculares.

La presidenta de la Junta de Gobierno del Congreso de Hidalgo, mencionó el 19 de septiembre que la LXIII Legislatura se encargaría de que se aplicaran con absoluta transparencia los recursos públicos.

En otro orden, el pasado 4 de octubre quedó instalado el Comité de Planeación para el Desarrollo Municipal 2016-2020 en el municipio de Pachuca.

Con información de Excélsior

Advertisements