Una de las hipótesis que tiene la Procuraduría General de la República (PGR) sobre la emboscada que el viernes pasado sufrieron elementos del Ejército Mexicano en Sinaloa, es la posible complicidad de policías municipales de Badiraguato y de Culiacán con el grupo de sicarios.

La madrugada del 30 de septiembre, un grupo armado de 60 sicarios atacó un convoy militar y una ambulancia que transportaba a un hombre identificado como “El Kevin”, quien horas antes resultó herido en un enfrentamiento en Badiraguato.

La embestida dejó dos camionetas Hummer totalmente destruidas, cinco militares muertos y 11 heridos (10 soldados y un paramédico). “El Kevin” fue levantado por los sicarios que, según las autoridades, actuaron por órdenes de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán, mismos que negaron ser los responsables del ataque, según el abogado del líder criminal.

De acuerdo con un reporte de El Universal publicado este jueves, una de las hipótesis que por ahora mantiene la PGR es la complicidad de las policías municipales con los sicarios. De fortalecerla, se convertiría en línea de investigación para saber si existió un aviso a los narcotraficantes de hacia dónde se dirigían las dos camionetas oficiales con los 17 militares y la ambulancia de la Cruz Roja que trasladaba al detenido.

Desde el viernes, a través de la Subprocuraduría de Control Regional de Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), se inició una carpeta de investigación en la delegación Sinaloa contra quien o quienes resulten responsables del delito de homicidio, daños, lesiones y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Ayer, el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, visitaron en el Hospital Regional Militar de Especialidades de Mazatlán a los soldados heridos.

En tanto, esta mañana en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, Andrés Granados, miembro del equipo de defensa legal del “Chapo” Guzmán, informó que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) citó al abogado José Refugio Rodríguez Núñez por las declaraciones que hizo el fin de semana a nombre, supuestamente, de los hijos del capo, donde se deslindaban del ataque a los militares.

“Al licenciado José Refugio le llegó un requerimiento por parte de SEIDO, donde lo están solicitando para que declare con respecto a ese tema. Nosotros sentimos que quieren saber cómo fue la fuente, quieren que se les diga quién es la fuente”, dijo Granados.

Advertisements

¿Qué te parece?