Autoridades de Santiago Quetzalapa, perteneciente al municipio de San Pedro Sochiápam, sentenciaron a un hombre acusado de violar a una niña, a pagar su delito… con dos cartones de cerveza.

La denuncia la hizo el padre de la menor agraviada, de 8 años de edad, quien fue agredida el pasado 12 de septiembre en un paraje de esa localizada mazateca, de la región de la Cañada.
Damián Albino Sánchez, agente municipal de Santiago Quetzalapa, recibió la queja del ataque sexual, presuntamente ejecutado por Cirilo Jerónimo Cruz, de 55 años, a quien le impuso la “multa” en especie, denunció el padre de la agraviada.
FUE UN PASTOR DE LA IGLESIA EVANGÉLICA

El denunciante agregó que la autoridad auxiliar desestimó el delito cometido por Cirilo Jerónimo Cruz, quien es pastor de la iglesia evangélica en la comunidad. Dijo que tras conocer la “multa” que Albino Sánchez habría de imponerle al agresor, optó por retirarse.
ESPOSA DEL VIOLADOR CULPA A LA PEQUEÑA

Según la prensa regional, los familiares de la menor agraviada se dirigieron al domicilio del atacante, pero fueron recibidos por la esposa de éste, quien justificó la actuación del pastor evangélico con el argumento de que fue “seducido” por la pequeña.

La niña fue valorada por personal médico de los Servicios de Salud en San Pedro Sochiápam, quienes determinaron que sí hubo ataque sexual; después la niña fue canalizada al Hospital Regional de San Juan Bautista Cuicatlán, ubicado en la misma región.
EL CASO SIGUE IMPUNE

Los familiares de la niña refirieron que el agresor se desplaza impunemente en la población de Santiago Quetzalapa, sin haber recibido ningún castigo por el delito cometido.

Requirieron la atención urgente de las autoridades estatales y organismos defensores de los derechos de niños, niñas y adolescentes, de Oaxaca, y del resto del país.

Con información de Excélsior 

Advertisements

¿Qué te parece?