Cualquier evento importante en política o sociedad puede ser un filón si se diseña un anuncio que lo aproveche. Así ha hecho Audi de la manera más ingeniosa con un spot de su modelo RS7: un paralelismo con la campaña electoral estadounidense pensado para emitirse durante los tres debates presidenciales.

El vídeo comienza con la escena de un hombre y una mujer que están en medio de una encarnizada pelea y los acontecimientos se van narrando al revés hasta llegar al origen de la trifulca. ¿Quiénes son y por qué se atacan? Te recomendamos que veas el vídeo sin spoilers antes de seguir leyendo.

Una mujer y un hombre despeinados, manchados y exhaustos mirándose con odio es el pistoletazo de salida para una sucesión de escenas que van retrocediendo en el tiempo y nos van desvelando los acontecimientos en sentido inverso. Y es que toda la pieza está grabada empleando la técnica del reverse.

Al más puro estilo de una película de acción hollywoodiense, la acción no se priva de nada: cabezas que atraviesan paredes, mesas rotas, cristales hechos añicos, artes marciales en una azotea ¡y hasta una pelea a golpe de langosta!

Al final del anuncio, que es cronológicamente el inicio de la historia, se desvela por fin quién es esta misteriosa pareja y por el por qué de tanta rivalidad: se trata de dos aparcacoches que quieren tener el privilegio de conducir un Audi que acaba de llegar.

Por si la metáfora electoral no quedaba clara, la pieza termina con una frase claramente alusiva: “Merece la pena luchar por las cosas hermosas. Elige con sabiduría al próximo conductor”. Con este colofón, la agencia no se “moja”: tanto partidarios de Trump como de Clinton se pueden sentir perfectamente identificados con el eslogan y a todos deja con buen sabor de boca. Un anuncio visualmente impecable, muy entretenido y con una buena dosis de ingenio que siempre se agradece.

Redacción Yahoo Noticias

Advertisements