Es uno de los DJ de más éxito de los últimos tiempos. De hecho, es el mejor pagado desde hace varios años con unos 400.000 dólares por sesión y el más rico con 110 millones de dólares netos en el último año. Además tiene una vivienda de más de 11 millones de dólares y un garaje con coches que no se te ocurrirían probar por si les das un toque. Pero su vida no siempre ha sido así. Hurguemos un poco en el pasado de Calvin Harris.

Para llegar a ser lo que hoy es, Calvin limpiaba salmón para la reina Isabel II. La casa real británica tenía un convenio con la empresa en la que trabajaba el DJ para que le surtieran de ese pescado. Más tarde decidió dejar de oler a puerto y se cambió de trabajo.

Siempre había querido dedicarse a la música, pero no lo consiguió por aquel entonces. Empezó a trabajar de reponedor en diferentes pequeños supermercados de Dumfries, una pequeña localidad escocesa donde vivía con sus padres.

El tiempo que le sobraba se dedicaba a investigar en la música. Entraba en la tienda de cassettes y vinilos de su ciudad y se pasaba las horas rebuscando entre los grandes clásicos inspirándose y esperando a tener una oportunidad en la industria que tanto amaba.

Al final todo llegó porque le echó valor a su vida y decidió cambiar de rumbo. Dejar de hacer lo que se esperaba de el y marcharse a Londres para hacerse un hueco. Y de eso es, según el propio Calvin, de lo que trata su nueva canción My Way, de los trabajos que te aburren. El DJ ha dicho que no tiene nada que ver con Taylor Swift y que este tema estaba escrito antes de su separación de la cantante. Pero claro, nos preguntamos qué quiere decir con eso de “eres la única piedra en mi camino”.

Con Información de: Los 40 http://los40.com/los40/2016/09/26/lomas40/1474900188_804030.html

Advertisements

¿Qué te parece?