MORELIA, Mich., 23 de septiembre del 2016. – Fue encontrado ya el Jetta blanco del cura José Alfredo López Guillen en el que se presume fue secuestrado en su parroquia el lunes pasado.

El Jetta blanco, con placas de Guanajuato, apareció la madrugada del 22 de septiembre volcado en una de las salidas de la cabecera municipal de Quiroga.

El coche fue asegurado por Policía Michoacán y remolcado por las grúas del estado hasta el garage de Gruas Monarca, donde se encuentra bajo resguardo.

Hay que mencionar que una de las lineas de investigación, que por ahora se sigue, postula que el presunto responsable del secuestro fue uno de los ex colaboradores que José Alfredo L. G., tenía en la iglesia de Zacapu.

Esto de acuerdo a los testimonios recabados durante la investigación, en la que los presbíteros de los curatos vecinos refirieron se trataba del sacristán del curato de Perpetuo Socorro, de Zacapu.

Luego del presunto secuestro el eclesiástico fue visto en el hotel Loma Linda, de la calle de Emiliano Carranza, de Puruándiro.


Agencia Quadratín. 

Advertisements