Tras hacer el anuncio, EU admitió que realizó el ataque pero señala que fue con la intención de dirigirse contra el EI

MOSCÚ, RUSIA (17/SEP/2016).- Posiciones del ejército de Siria fueron bombardeadas hoy por aviones de la coalición militar liderada por Estados Unidos en Deir Ezzor, donde murieron unos 80 soldados sirios y más de 100 sufrieron heridas, informó una fuente oficial rusa.

El ataque ocurrió la tarde de este sábado cerca del aeropuerto de la ciudad de Deir Ezzor, en el noreste de Siria, y amenaza con atizar las tensiones ya que Rusia sugirió que Washington estaría ayudando a los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) presentes en la zona.

El Ministerio ruso de Defensa informó que dos aviones de combate F-16 y otras naves de ataque terrestre A-10 de la coalición entraron al espacio aéreo de Siria desde la frontera con Iraq, sin autorización de Damasco, y atacaron a unidades militares sirias.

El mayor general ruso Igor Konashenkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, agregó que los yihadistas lanzaron una ofensiva poco después del bombardeo, de acuerdo con información del servicio de noticias Sputnik.

Casi de inmediato el Comando Central de Estados Unidos emitió un comunicado en el cual admitió el ataque a las posiciones del Ejército de Siria, pero afirmó que no lo hizo con la intención de dirigirse contra los militares sirios, sino contra el EI.

Aunque aseguró que se trató de un accidente, asumió su responsabilidad por un ataque erróneo que allanó el camino a una gran ofensiva yihadista contra las fuerzas del gobierno del presidente Bashar al-Assad.

“Si este ataque aéreo se llevó a cabo debido a un error en las coordenadas de los objetivos, es consecuencia directa de la mala gana con que Estados Unidos coordina sus acciones con Rusia contra los grupos terroristas”, respondió Konashenko.

El Comando del Ejército sirio en Deir Ezzor reportó que como resultado del ataque al menos 62 soldados del régimen murieron, pero el Ministerio ruso de Defensa aseguró que el saldo de víctimas se elevó con la ofensiva yihadista.

Konashenko señaló que por lo menos 80 soldados sirios murieron y más de 100 resultaron heridos, balance que más tarde fue confirmado por el grupo activista Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Rusia convocó a una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) para abordar los ataques de la coalición liderada por Estados Unidos contra el ejército sirio, los cuales podrían socavar el acuerdo de alto al fuego vigente en Siria.

Las fuerzas estadounidenses aseguraron que advirtieron previamente a Rusia del ataque en Deir Ezzor, sin embargo, los rusos y los sirios dijeron no haber recibido ninguna notificación al respecto, por lo que se solicitará al Consejo de Seguridad una condena oficial.

Siria ha sostenido durante mucho tiempo que los ataques aéreos estadounidenses en su espacio aéreo son ilegales, debido a que no ha invitado a Estados Unidos a intervenir en el conflicto armado.

Los ataques se producen a sólo cinco días de que entró en vigor en Siria un alto al fuego negociado por Estados Unidos y Rusia para permitir la distribución de ayuda humanitaria, sin embargo, ambas partes se acusan de continuas violaciones a la tregua.

La mañana de este sábado, Moscú sugirió incluso que Washington sería responsable del colapso del cese de hostilidades sino controlaba a los grupos opositores armados que respalda y aumentan cada vez más sus ataques.

Advertisements

¿Qué te parece?