Usted esta aquí
UAEM recordó a Horacio Zúñiga con motivo de su 60 aniversario luctuoso

UAEM recordó a Horacio Zúñiga con motivo de su 60 aniversario luctuoso

Horacio Zúñiga, dijo la secretaria de Investigación y Estudios Avanzados de la institución, Rosario Pérez Bernal, “debió preguntarse a qué nivel de oscurantismo está descendiendo el mundo que por todos lados se piensa en construir muros y en rechazar al otro porque no es como yo”.

En este tiempo de retroceso moral, político y social, la Universidad Autónoma del Estado de México apoya la causa laica, así como los ideales de igualdad, libertad y fraternidad que han guiado nuestro destino como institución académica y como nación, tal como lo hizo Horacio Zúñiga Anaya en su momento, señaló la secretaria de Investigación y Estudios Avanzados de la institución, Rosario Pérez Bernal, durante la Ceremonia Conmemorativa al 60 Aniversario Luctuoso de quien fuera orador, profesor y hombre de letras del Instituto Científico y Literario –antecedente de la UAEM.

            En este acto solemne, que en el Aula Magna “Lic. Adolfo López Mateos” del Edificio de Rectoría, encabezó el rector Jorge Olvera García, Pérez Bernal destacó que ante los absurdos de nuestra cotidianidad, Zúñiga afirmaría tajante que el respeto a las familias diversas no está a discusión, porque es un derecho humano que toda persona civilizada debe acatar y defender.

Ante los titulares de las secretarías de la Administración Central de la Autónoma mexiquense, la servidora universitaria expresó que no hay seres humanos o naciones de primera o de segunda y que esto es algo que nos debemos como sociedad desde el ideal laico y liberal que nos fundó como país.

Horacio Zúñiga –que en 1928, con motivo del centenario de la institución, escribió el himno de la UAEM-, dijo Rosario Pérez Bernal, “debió preguntarse a qué nivel de oscurantismo está descendiendo el mundo que por todos lados se piensa en construir muros y en rechazar al otro porque no es como yo”.

Consideró que Trump y los grupos que alegan como dogma un único tipo de familia válido asumen una actitud fascista que una mente universitaria no puede siquiera concebir. “El miedo al otro, la negación del otro, empobrece, porque somos seres complejos que se construyen y adquieren sentido sólo en sus relaciones, no antes, no después”.

Al hablar de Horacio Zúñiga Anaya, puntualizó que fue un hombre que tiene mucho que enseñarnos, un artista, un humanista y un eminente profesor y guía de la Máxima Casa de Estudios mexiquense. Su estancia en el Instituto, dijo, fue su época de mayor felicidad, pues se encontró rodeado de amistades, actividades y proyectos, conocimiento y experiencias.

Aseveró que el poeta se volvió una voz del pueblo, o acaso mejor, una conciencia de éste; en tanto, como profesor, su éxito fue extraordinario y en sus clases de historia tuvo como discípulos a Octavio Paz, Adolfo López Mateos, Guillermo Tardiff, José Muñoz Cota, Arturo García Formenti, Baltazar Dromundo, Tito Ortega y muchos más.

Horacio Zúñiga, concluyó Rosario Pérez Bernal, fue un eminente profesor, un orador excelente y un pedagogo magnífico, según testimonios de quienes lo conocieron. Novelas, poemarios, artículos y demás obras de diversa índole salieron de la pluma y excelsa labor de este hombre de letras.

 

Síguenos

Leer más