Cada año, alrededor de 250 mexiquenses sufren quemaduras y 35 por ciento de estas son provocadas por fuego.

Cada año, alrededor de 250 mexiquenses sufren quemaduras, de las cuales 35 por ciento son provocadas por fuego, por lo que el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) exhorta a la población a evitar daños irreversibles en su salud y no manipular juegos pirotécnicos durante estas fiestas patrias.

El director de la Unidad Médica de Atención a Niños con Quemaduras del ISEM, Pablo Rodríguez Ferreira, recomendó que los padres de familia no dejen jugar a los pequeños con  pirotecnia y en caso de sufrir algún accidente utilizar únicamente agua para cesar el fuego y acudir de inmediato a un Centro de Salud donde un especialista suministre el medicamento y realice la técnica adecuada.

“En caso de emergencias los únicos que pueden atender a las víctimas son los especialistas, no se deben administrar medicamentos pues podrían aumentar el daño a la salud, se debe evitar el empleo de sustancias que supuestamente creemos que son remedios caseros como la mantequilla, aceite, grasa, miel, hielo, lodo, pues se incrementan los riesgos, los daños y los costos a la salud. También se debe retirar la ropa para evitar que quede pegada a la piel y se recomienda enfriar la herida solamente con agua”, indicó.

Alertó que un mal empleo de la pirotecnia, además de los daños irreversibles en las quemaduras, también puede ocasionar amputaciones y hasta la muerte. Además de explosiones, incendios, cortos circuitos y los fuegos derivados de la combustión de los materiales compuestos pueden desprender gases que afectan la flora y fauna, sus llamas pueden alcanzar los mil grados centígrados.

“Lo recomendable es que ningún niño juegue con pirotecnia, pero sí es así tiene que hacerlo bajo la supervisión de un adulto y evitar los cohetes de fabricación china, ya que son sumamente peligrosos y explosivos. En caso de alguna emergencia pueden llamar a los teléfonos 2 36 06 77 y/o acudir a la unidad hospitalaria más cercana a su comunidad para la atención de urgencia”, agregó.

La Unidad Médica de Atención a Niños con Quemaduras del ISEM ha beneficiado a 5 mil pacientes con estudios de valoración y operaciones con especialistas en cirugía plástica, psicología, rehabilitación, tratamientos médicos y seguimiento ante secuelas físicas y funcionales derivadas de quemaduras severas que también representan problemas emocionales y de adaptación social.

Advertisements