Troy, Ártico.- Cinco científicos rusos llevan dos semanas atrapados en una estación meteorológica bajo el asedio de 10 osos polares en la isla ártica de Troynoy, cerca del mar de Kara, en Rusia. Los mamíferos han demostrado resistencia, pues ni de día ni de noche han dejado de custodiar el lugar localizado en el Ártico.

Vadim plotnikov, quien es uno de los investigadores atrapados, declaró a la agencia rusa Tass que “desde el sábado una osa hembra ha estado durmiendo bajo la ventana de la estación”. Y aunque podrían usar la fuerza contra ellos, pertenecen a una especieprotegida, por lo que no es posible usar armar alguna.

Esto inició desde el pasado 31 de agosto cuando una osa atacó a uno de los perrosque custodiaban la estación, y se lo comió. Desde aquel momento, el entrevistado declaró la dificultad y el peligro que corre el equipo al intentar pisar el suelo de la isla para realizar cualquier observación. En tanto, el diario británico The Guardian señaló que entre los investigadores hay dos parejas casadas.

Advertisements