Ciudad de México. Los Diputados se autorizaron cinco días de asueto, aprovechando el puente de las fiestas patrias.

Los coordinadores parlamentarios de todas las fuerzas políticas de San Lázaro decidieron desde hace una semana que las sesiones ordinarias programadas para la presente se unirían el martes y miércoles, con objeto de aprovechar el día jueves (15) para retirarse a sus respectivos estados y municipios.

Incluso la asistencia registrada de los 500 diputados en total (que conforman la Cámara), sólo se presentaron 274 a la sesión de este miércoles. El estacionamiento del Palacio Legislativo permaneció semi vacío, lo mismo que las curules de todas las fuerzas políticas.

Ante tal desanimo, el presidente de la mesa directiva, Javier Bolaños, se vio obligado a decretar la finalización de la sesión ordinaria a las 2:00 de la tarde, cuando habitualmente éstas cierran después de las 15:00 horas.

Al sonar la campanilla, con la que se decreta el término de los trabajos en el salón de plenos, los diputados asistentes prácticamente huyeron de la sede legislativa, para aprovechar los cinco días de descanso que habrán de tener hasta incorporarse el martes de la siguiente semana.

Advertisements