El estado enfrenta bajo crecimiento y la pobreza que alcanza a poco más del 50% de la población

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) – El priista Alejandro Tello Cristerna asume este lunes el gobierno de Zacatecas —cuya deuda pública se disparó en los últimos años— con experiencia en finanzas públicas, que adquirió a su paso por dependencias como la tesorería municipal de la capital y la secretaría estatal encargada en la materia.

Entre los retos que enfrenta está el bajo crecimiento económico del estado, la pobreza que alcanza a poco más del 50% de la población, la poca creación de empleos y el aumento en la inseguridad, que se acentuó en el último año de acuerdo con datos del gobierno federal.

Con experiencia en el sector público y el privado, el político zacatecano llega a una entidad que ha pasado por dos transiciones políticas: la primera en 1998 con Ricardo Monreal, quien ganó la gubernatura arropado por el PRD, y la segunda en 2010, cuando Miguel Alonso Reyes le devolvió al tricolor el poder en la entidad, después del mandato de la perredista Amalia García.

Estos son los datos que debes conocer acerca del sucesor de Alonso Reyes.

¿Quién es?

Licenciado en Contaduría por la Universidad Autónoma de Zacatecas, ha combinado su trayectoria profesional con puestos en la iniciativa privada y en la administración pública.

Nació el 30 de mayo de 1971, en la capital zacatecana donde desempeñó puestos gerenciales y directivos dentro de la empresa Bancomer, a mediados de los años 90.

Hacia el año 2000, se incorporó al servicio público como subdirector de auditoría del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (CONALEP) y más tarde llegó a la administración estatal como coordinador administrativo del entonces gobernador por el PRD, Ricardo Monreal.

Recomendamos: #VotoDuro: No quiero el poder, quiero gobernar Zacatecas

Posteriormente, se incorporó a la presidencia municipal de la capital como Tesorero, bajo el mandato de Miguel Alonso Reyes, actual gobernador y quien encabezó la alcaldía abanderado por el PRD.

Después de llevar las finanzas municipales, Tello Cristerna hizo una pausa en la gestión pública y se sumó como gerente de relaciones interinstitucionales a la cervecería Grupo Modelo en Zacatecas.

Con la llegada de Alonso Reyes a la gubernatura –después de 12 años de gobiernos emanados del PRD– Tello volvió a ocupar un puesto gubernamental al asumir la titularidad de la Secretaría de Finanzas del estado, de la que se separó en 2012, para buscar una senaduría por el PRI, la cual ganó.

En su declaración patrimonial, Tello Cristerna dio cuenta de ingresos anuales como senador por 1 millón 800,363 pesos. En cuanto a sus propiedades, señaló la posesión de dos casa en el municipio de Guadalupe: la primera con valor de 90,376 pesos a precio de 1998 –cuyo terreno fue donado– y la segunda adquirida a crédito a un precio de 5 millones 652,000 pesos.

También reporta un departamento en la Ciudad de México, ubicado en Miguel Hidalgo, con valor de 8 millones 800,000 pesos, un vehículo automotor Jeep Sahara adquirido a crédito en 380,000 pesos, y menaje de casa por 200,000 pesos.

En cuanto a su declaración de intereses, el priista informó que sus padres poseen una papelería ubicada en el centro de Zacatecas, la cual opera desde 1998, mientras que su hermano maneja un autolavado, cuyo funcionamiento data de 2010.

En el aspecto personal, Tello es exjugador de basquetbol, un deporte que comenzó a practicar desde los 13 años.

¿A qué se enfrenta?

Aumento de deuda, poca creación de empleos y altos índices de pobreza son algunos de los problemas que tendrá que atender Tello Cristerna a su llegada al poder en Zacatecas.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, las obligaciones fiscales en el estado se dispararon en los últimos 9 años.

El crecimiento de la deuda comenzó a la mitad del sexenio de Amalia García, en 2007, cuando la deuda pasó de 133.7 millones de pesos a 639.6 millones el siguiente año. Al cierre de esa administración ya alcanzaba los 682 millones de pesos.

Fue con el priista Miguel Alonso Reyes, a partir de 2011 que se acentuó el crecimiento de los pasivos estatales que en el primer año crecieron hasta 5 veces al incrementarse a 3,785.5 millones de pesos. Actualmente, se ubican en 7,915.5 millones de pesos.

Kristobal Meléndez, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), señaló que los altos niveles de endeudamiento aunados a la baja recaudación estatal —menor al 10% de aportaciones locales— limitan el crecimiento del estado.

“En vez de que estos recursos se utilicen para el beneficio de los zacatecanos, a proyectos sociales o proyectos de inversión que estimulen el crecimiento económico de Zacatecas, (…) se utilizan para el pago de intereses y de capital de la deuda y esto disminuye el beneficio social”, señaló el experto en abril pasado, al recordar que mientras el promedio de la deuda nacional es de 3%, en el estado está un punto porcentual por arriba, lo que lo sitúa entre los más endeudados.

El Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) reportó en 2014 que en Zacatecas había 819,800 personas en situación de pobreza, el 52.3% de la población total que para entonces se acercaba al millón 563,323 de habitantes, de acuerdo con proyecciones del Consejo Nacional de Población (Conapo).

En cuanto a la pobreza extrema, la entidad registró un total de 89,400 personas en esa situación, lo que representaba un 5.7% de la población.

En ambos casos hubo una reducción aproximada del 2% en comparación con la medición realizada por dicho organismo en 2012.

¿Qué promete?

El 5 de mayo pasado, cuando aún estaba en campaña, Tello Cristerna firmó el Contrato con Zacatecas, en el que resumió sus propuestas por la entidad, que ha tenido dos alternancias a lo largo de su historia.

“Un contrato vincula, un contrato obliga y será obligatorio para mi gobierno solucionar los problemas que más preocupan a los ciudadanos”, dice el documento que consta de tres garantías principales en economía seguridad y educación y que signa bajo la leyenda “si no cumplo me voy”.

Adicionalmente, el priista firmó otros compromisos que se enmarcan en 13 contratos: verde, con la educación, con las mujeres, con Fresnillo, con Guadalupe, con la capital, digital, con Sombrerete, con el campo, con la discapacidad, con las familias, con los migrantes y con Juchipila.

Seguridad

– Promover una cultura de la paz
– Consolidar una policía profesional
– Instalar video vigilancia estratégica en todo el estado y cámaras en las patrullas
– Aplicar penas más severas a los delincuentes
– Instalar un sistema estratégico de inteligencia

Economía

– Generar 40,000 empleos formales
– Instalar empresas a nivel regional
– Impulsar la creación de negocios con base en el talento de las personas
– Otorgar créditos baratos para proyectos productivos
– Fomentar la apertura exprés de empresas

Educación

– Implementar el programa de atención en tres dimensiones: mejora académica, vida escolar y modernización administrativa
– Destinar mayor inversión a becas y apoyos para jóvenes
– Invertir más recursos en el equipamiento y la dignificación de los espacios escolares
– Construir y dar mantenimiento a espacios culturales y divertidos
– Ampliar la cobertura de las bibliotecas digitales

Advertisements

¿Qué te parece?