Usted esta aquí
Universidades, irregularidades, ¿Siguen representando calidad?. Primera Parte

Universidades, irregularidades, ¿Siguen representando calidad?. Primera Parte

Por: Jose Carlos Neira Cruz

En las últimas semanas la sociedad mexicana se ha encontrado en un debate sin rumbo con respecto al último “boom” periodístico de la señorita Carmen Aristegui, quedando en el ojo del huracán la prestigiosa Universidad Panamericana, siendo dicha institución hogar de notables alumnos y docentes; en lo personal he tenido la dicha de poder compartir aula con algunos de ellos y no me queda duda alguna de su calidad profesional.

Desafortunadamente, es una nube que parece no desaparecer pronto e independientemente de las circunstancias, por las cuales nuestro hoy presidente atravesó para presentar su trabajo, hemos dejado casi a un lado a los verdaderos culpables de este caos: los revisores de su tesis y los integrantes del sínodo. Dicho aspecto ha sido mencionado en redes sociales por el notorio jurista Juan Abelardo Hernández, la responsabilidad que ellos deben afrontar y que ha pasado casi inadvertida por la prensa nacional.

Para la sociedad en general, la institución educativa ha perdido credibilidad; sin embargo, se deben mencionar otros aspectos y problemas de la academia mexicana e internacional para poder comprender la extensión del problema.

Realizar una tesis de calidad es una labor titánica, desde la elección y empatía que se tenga con el director de tesis, hasta el formato metodológico a utilizar, en este último aspecto nos encontramos con que no existe un método homologado por todas las universidades mexicanas, ni por áreas del conocimiento, ni en una misma institución de educación superior; en diferentes sedes de una sola institución podemos encontrar diferentes formas de citación para las programas impartidos en una misma facultad.

Como claro ejemplo tenemos a nuestra Universidad Nacional Autónoma de México, en específico la Facultad de Derecho, la cual en su propia área de Integridad Académica, Plagio y Derechos de Autor reconoce tres formas de citación: Harvard, APA y Vancouver; ¿Entonces como disminuiremos las fallas de citación y estilo?, esto fomenta el error humano y sobre todo confusión en aquellas personas que no tienen la costumbre de realizar textos de esta índole, ya que sin importar que el alumno lea grandes autores como Jorge Witker o Dora García siempre habrá aspectos confusos entre el alumnado.

Por otro lado tenemos la responsabilidad de cada una de las instituciones de educación superior, no en todas las universidades se realiza una adecuada elección de los docentes que pueden realizar la labor de revisor de tesis, esto menoscaba el prestigio de las instituciones, es una imperfección dentro del sistema de investigación y recordemos que la calidad de las universidades es en gran medida resultado de dichas aportaciones.

En este punto urge la intervención de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) ya que de no tomar cartas en el asunto no se podrá jactar de cumplir con su misión y visión. Debe unificar los sistemas citación por áreas del conocimiento y establecer procedimientos y requisitos de idoneidad en la designación de revisores de protocolo de investigación y construcción de tesis sobre todo estos tengan conocimientos específicos de las unidades de aprendizaje relacionadas con la metodología impartida al alumnado; esto sin duda dotara de calidad a las instituciones que la conforman.

Este y otros probemas como las escuelas “patito”, la corrupción y el inusual aumento de graduados a nivel doctoral no es único de México, pudiendo incluso considerarse como “fenómenos internacionales”; dichos fenómenos se sucitan en paises de primer mundo llegando a afectar de manera indirecta a las instituiciones de nuestro país.
Caso en concreto de lo anteriormente mencionado, tenemos a la Universidad del Valle de México y a la Universidad Tecnológica de México, que analizaremos en la siguiente parte…

Síguenos

Leer más