El instinto de supervivencia de un gato dejó en ridículo a una jauría de perros, que terminaron sometidos por el mal carácter del minino.

La hecho quedó grabado en un video donde se observa primero cómo dos perros que hostigaban a un pequeño gato tienen que retroceder ante los arañazos que les éste les propina.

El escándalo llama la atención de otros perros que intervienen, sin embargo, ninguno se atreve a acercarse demasiado al felino.

El gatito se aleja del peligro sigilosamente sin perder de vista y tomar posturas amenazantes ante los perros que lo siguen molestando a la distancia.

Al final el gato se resguarda con un joven, quien lo recompensa con algunas caricias en el lomo.

Advertisements