Los últimos días no han sido nada buenos para México y mucho menos para el presidente Enrique Peña Nieto, quien está pasando por un punto crítico en su mandato.

En los últimos días, ha sido acusado de plagiar su tesis universitaria, criticado y hasta ridiculizado por haber invitado al candidato republicano Donald Trump a México, por ser tibio al abordar el tema del muro fronterizo durante esa visita, y luego, los jóvenes y no tan jóvenes se mofaron de su “novedoso” formato para el cuarto Informe de Gobierno que presentó el 1 de septiembre.

Todos estos factores, además del descontento generalizado que arrastra su gobierno, contribuyeron a que los niveles de popularidad de Peña Nieto —ya de por sí bajos, bajos— y de confianza en su mandato siguieran cayendo en picada.

Para hacer notar aún más el ambiente de inconformidad que hay en la sociedad mexicana, la organización apartidista #RenunciaYa convocó a una marcha en la Ciudad de México para exigir la renuncia de Peña Nieto. Con toda intención, está programada para el 15 de septiembre y correrá del Ángel de la Independencia al Zócalo.

pena-nieto-marcha

La marcha coincidirá con el tradicional Grito de Independencia que acostumbra dar el presidente de la República desde Palacio Nacional, a uno de los costados del Zócalo. Hasta ahora, cientos de personas han confirmado su interés por asistir a esta manifestación. Aunque todavía queda por ver qué tan real es el alcance de esta convocatoria.

giphy

¿De verdad las cosas han llegado a un punto en el que la sociedad se ve obligada a exigir de esta manera un cambio? ¿Cómo reaccionará el gobierno ante una convocatoria de esta naturaleza y qué hará ese día para neutralizar los efectos de esta marcha en la imagen del presidente?

Advertisements

¿Qué te parece?