Donald Trump y Enrique Peña Nieto hablarán de la logística para construir el muro que propone el candidato republicano, aseguró este miércoles Mike Pence, su compañero de fórmula.

Trump ha dicho que México debe pagar por el muro, a pesar de que Peña Nieto ha criticado el plan.

Pence dijo a Fox News que el candidato presidencial respondió rápidamente a una invitación del presidente Enrique Peña Nieto para reunirse.

“Se va a iniciar un diálogo con México en temas… que nos diferenciamos… pero también temas de interés común”, agregó Pence.

En tanto La directora de campaña de Trump, Kellyanne Conway, dijo a la misma televisora que hablarán de la inmigración ilegal, el comercio y las drogas.

Conway agregó a Bloomberg TV que las propuestas del republicano incluyen levantar un muro en la frontera entre Estados Unidos y México, poner fin a las ciudades santuario y no ofrecer ninguna amnistía a los inmigrantes que están en los Estados Unidos de forma ilegal.

La directora definió las propuestas de inmigración de Clinton –que incluyen ampliar los atenuantes a la deportación y dar permisos de trabajo a los padres de los inmigrantes indocumentados jóvenes- de “terroríficas” y de ser un “plan radical”.

El magnate, quien durante su campaña ha adoptado un ácido discurso contra los mexicanos, aceptó una invitación que Peña le envió a él y a la candidata demócrata, Hillary Clinton.

“Creo en el diálogo para promover los intereses de México en el mundo y, principalmente, para proteger a los mexicanos donde quiera que estén”, dijo el presidente mexicano en su cuenta de Twitter.

La cita está prevista para las 14.30 hora en la Ciudad de México.

Algunos mexicanos planean realizar al menos dos manifestaciones en Ciudad de México en rechazo a la visita de Donald Trump, de acuerdo con la agencia AP.

En tanto que la oposición mexicana ha criticado la reunión.

La exprimera dama y aspirante presidencial, Margarita Zavala, escribió en Twitter un mensaje dirigido al republicano: “Aunque lo hayan invitado, sepa que no es bienvenido. Los mexicanos tenemos dignidad y repudiamos su discurso de odio”.

Por su parte, el grupo parlamentario del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), también opositor, dijo en un comunicado que la reunión es “indigna”.

“La entrevista privada que tendrá con Donald Trump no tiene ningún beneficio para nuestro país y sólo favorece las aspiraciones políticas de este demagogo y antimexicano”, dijo.

Mientras que la rival de Trump, Hillary Clinton, recordó en en un comunicado las ofensas que el republicano ha hecho a los mexicanos, como llamarlos violadores o criminales.

Incluso publicó en una página web todos los tuits que Trump ha hecho sobre el país.

La reunión ocurrirá horas antes de que el candidato republicano pronuncie un discurso sobre sus propuestas de política de inmigración en Phoenix, Arizona, un estado fronterizo con México.

El destacado historiador Enrique Krauze también dijo en un tuit que Trump debería disculparse “por llamarnos ‘violadores y asesinos’, asegure que no construirá el muro ni deportará 11 millones de mexicanos”.

Con la cadena Televisa, Krauze dijo que “a los tiranos no se les apacigua, se les enfrenta”.

Redacción elfinanciero.com.mx

Advertisements