CIUDAD DE MÉXICO.- Las elecciones de 2017 en el Estado de México se perfilan como un gran reto para el PRI, sobre todo si enfrenta una alianza opositora PAN-PRD como las que hubo este año en otros estados.

Una encuesta de El Financiero realizada en la entidad revela que el PRI cuenta con el 31% de la intención efectiva de voto, 8 puntos arriba del PAN que tiene 23% y el doble del PRD y Morena, que tienen 15 y 14%, respectivamente. No obstante, en un escenario de alianzas donde el PAN y el PRD sumaran fuerzas, esa agrupación política se lleva el 36% de las preferencias, mientras que el PRI, aliado con el PVEM y Nueva Alianza, obtiene 37%. Un empate estadístico entre las principales fuerzas políticas, con Morena-PT-Movimiento Ciudadano en tercer lugar, con 24 por ciento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Según la encuesta, los favoritos dentro de cada partido para ser candidatos a gobernador son Alfredo del Mazo en el PRI, con el 41% de las preferencias de los priistas, Josefina Vázquez Mota en el PAN, quien atrae el 62% de los panistas, Alejandro Encinas en el PRD, con un apoyo de 58% entre los perredistas, y Delfina Gómez en Morena, quien se lleva el 66% de los seguidores de ese partido.

Si esos personajes fueran los candidatos a la gubernatura, la encuesta arroja un cerrado escenario entre Vázquez Mota y Del Mazo, con la panista ligeramente arriba con 33% de las preferencias, mientras que el priista se lleva el 30%. La candidata de Morena capta 19% y Encinas con el PRD el 16%. Sin claridad en cuanto a un posible candidato, la opción independiente cuenta con 2%. Estos son porcentajes efectivos sin considerar 17% de entrevistados que no revelaron preferencia.

Si Vázquez Mota fuera la candidata de una alianza PAN-PRD, su apoyo sube a 42% contra del Mazo, quien obtiene 32%, una diferencia de 10 puntos que confirma que la gran mayoría de los electores perredistas se sumaría a la alianza. Pero con otros posibles candidatos del PRI, la ventaja de Vázquez Mota se amplía a 15 puntos si el abanderado tricolor fuese Ana Lilia Herrera, y hasta 19 puntos contra José Manzur. Si en lugar de la panista, el candidato de la alianza fuera Alejandro Encinas, la contienda luce en empate estadístico con cualquiera de los priistas punteros, Del Mazo y Herrera.

De acuerdo con estos datos, el PRI podría perder la gubernatura ante una alianza PAN-PRD si la candidata es Josefina Vázquez Mota, pero el tricolor estaría en posición de competencia ante la alianza con otro candidato o, sin alianza.es la intención del voto por el PRI, pero sin candidato; por el PAN sufragaría 23 por ciento y el tercer sitio lo disputan PRD y Morena.31 Por ciento

Redacción El Financiero 

Advertisements