TOLUCA, México, 29 de Agosto.- Un tanque de oxiacetileno estalló en los trabajos de reconstrucción y modernización que se llevan a cabo en el estadio de futbol Nemesio Diez, casa de los Diablos Rojos de Toluca, lo que provocó la movilización de cuerpos de emergencias y protección civil.

El incidente ocurrió al filo de las 14:20 horas de este lunes, sobre la avenida José María Morelos y Pavón, detrás del cuerpo de la tribuna de palcos, donde se soldaba parte de la estructura metálica que ahora formará un techo de forma semicircular que rodeará todo el estadio.
Bomberos de Toluca y Protección Civil arribaron al sitio para constatar que la situación estaba bajo control, dado que el mismo personal de la constructora que tiene a su cargo la obra realizó las tareas que establece el protocolo de actuación en ese tipo de incidentes, como el cierre inmediato de las válvulas de paso y el retiro inmediato de cualquier material flamable.
Los trabajadores de la construcción también colocaron barreras de seguridad sobre la avenida José María Morelos, de modo que por más de una hora se bloqueó la circulación en dos de los cuatro carriles que corren de poniente a oriente, de esa que es una de las vías más transitadas de la capital mexiquense.
Los mismos empleados reportaron a la unidad municipal de Protección Civil que no había lesionados, por lo que no fue necesario el apoyo de ambulancias, ya que la situación se regularizó poco después.
Norma Esperanza Lara Cortés, quien labora en un establecimiento comercial ubicado prácticamente frente al sitio donde ocurrió el incidente, externó su preocupación porque la obra de remodelación del estadio de futbol representa riesgos para quienes viven alrededor de los trabajos.
“La verdad a mí sí me preocupa. Todos los días tenemos que estar conviviendo con esos tanques para soldar, con maquinaria pesada, con grúas gigantescas que mueven estructuras muy pesadas. Aquí todo puede ocurrir, tenemos miedo de que algo peor suceda por las obras”, concluyó.

Redacción Agencia MVT / Staff