Últimamente ha circulado por Facebook un misterioso mensaje que dice “Reto Aceptado” junto a una fotografía en blanco y negro.

Las cadenas que se propagan por Facebook tienen el objetivo de conseguir direcciones de email de los usuarios de la red social para mandarles “spam”.

En los últimos días los usuarios de Facebook han visto a sus contactos compartir una publicación que nadie parece entender. El mensaje es simple: una fotografía en blanco y negro del usuario con el lema “reto aceptado”.

Lo que se esconde detrás de este “reto” no es otra cosa sino una cadena. Algunos analistas han informado que mucha gente desconoce de qué se trata esta publicación, pero aun así la comparten.

En el momento en el que alguien da un “Me Gusta” a la imagen, el usuario que la publicó envía el siguiente texto: “Hola. Al darle me gusta a mi foto has aceptado el reto. Tendrás que subir una foto tuya en blanco y negro. Vamos a llenar Facebook de fotos contra el cáncer”.

Las cadenas distan mucho de ser inofensivas. Según la Oficina de Seguridad del Internauta en el momento en que un usuario da un “Me Gusta” a una publicación de este tipo, las empresas pueden acceder a su correo electrónico para mandarle “spam”, o mensajes basura.

Foto de Fiverrtutorial

“El objetivo de esta petición de reenvío reside en captar direcciones IP, crear bases de datos, realizar posteriores campañas de spam o simplemente difundir la información falsa el máximo posible”, reporta la Asociación de Internautas.

Los objetivos de estas cadenas son:

  • Conseguir direcciones de correo electrónico
  • Congestionar los servidores de Facebook

Las consecuencias de contribuir a las cadenas son:

  • Hacer perder tiempo y dinero al receptor
  • Congestionar los servidores
  • Llenar de publicidad Facebook

 Facebook ha sido un excelente lugar para difundir estafas. En internet, este tipo de mensajes falsos son conocidos como “Hoax”. Para conseguir una amplia difusión, las personas que están detrás de este tipo de timos usan la sensibilidad del usuario, provocando que éste piense “por si acaso, mejor lo comparto”. Pero realmente compartirlo no sirve de nada.

Con información de ABC

Advertisements