“Stop, stop, stop”, gritó el líder de Pearl Jam, Eddie Vedder, y detuvo un recital al advertir un caso de violencia de género entre su público.

El cantante frenó un show que daban ante miles de personas en el estadio Wrigley Field, de Chicago, en los Estados Unidos, apuntó al agresor de una mujer y lo echó del lugar, ante la ovación del resto de los presentes.
“Vos, a vos te digo, sacale las manos de encima a esa mujer y después váyase, señor. Vos, sí, todos los dedos apuntan a vos. Andate”, fue la frase de Vedder.
Entre los testigos del ejemplo que dio el líder de una de las bandas grunge que explotó en los 90′ estaba la actriz Sophia Bush, quien es la detective Lindsay en la serie Chicago PD. Ella compartió también sus sensaciones por lo ocurrido: “Esta noche, el héroe del rock n’ roll también fue un héroe moral. Esta noche, un hombre que mueve masas alrededor del mundo le recordó a esa audiencia que la violencia contra las mujeres es inaceptable e imposible de tolerar”.