Jennifer Lopez (47) y Casper Smart (29) vivieron un romance intenso, con infinidad de rumores de por medio y una fuerte crisis en 2014. Sin embargo, la diva de Hollywood y el bailarín parecían sortear las dificultades a fuerza de mucha pasión y compañerismo.

Pero esta semana llegó el punto final para la pareja y todo indica que es definitivo. Allegados a ambos le confirmaron a la revista People la ruptura, aunque minimizaron los motivos de la crisis: “No fue nada dramático y están en buenos términos. Fue algo que se dio natural. Continuarán siendo amigos y viéndose, pero no siguen juntos”.

En cambio TMZ asegura que la separación no fue en tan buenos términos y hubo un gesto de Casper que exasperó a J-Lo. El sábado pasado, la actriz y cantante debía participar de la cena benéfica que el empresario Ronald Perelman organizó en los Hamptons, pero el bailarín eligió no acompañarla.

A pesar del insistente pedido de Lopez, él prefirió viajar a Las Vegas para presenciar el combate de boxeo entre Conor McGregor y Nate Diaz. ¡Y ardió Troya! Jennifer, conocida por sus actitudes de diva, no habría tolerado el desplante de su (entonces) novio y habría decidido dar por terminada la relación