WASHINGTON (CNNMoney) – En Nueva Zelandia, las pizzas pronto caerán del cielo. Domino’s demostró que puede entregar comida a través de un drone este jueves en Nueva Zelandia y planea realizar entregas reales a clientes el próximo mes.

“No cuadra el entregar un paquete de dos kilogramos en un vehículo de dos toneladas”, dijo Scott Bush, gerente general de Domino’s Pizza Enterprises, que es independiente de la cadena de Estados Unidos y opera en siete países. “En Aukland, tenemos una congestión de tráfico tan masiva que hace tener sentido el ir por el aire”.

Un cliente de Domino’s que pida una entrega por drone recibirá una notificación cuando la entrega se esté acercando. Luego de salir y tocar un botón en su teléfono inteligente, el drone bajará la comida vía una correa. Una vez que el paquete sea liberado, el drone jala la correa de vuelta y vuela de regreso a la tienda de Domino’s.

De forma inicial podría existir un cargo extra por la entrega mediante drone, dijo Bush, pero a largo plazo él espera que la entrega no cueste nada adicional.

Bush dijo que las entregas de prueba a clientes de verdad comenzarán el 26 de septiembre en una tienda de Auckland. El drone de la compañía estadounidense Flirtey, será automatizado, pero un humano estará en las cercanías para supervisar. Hay límites sobre la distancia a la que podría entregar el drone. Las reglas de drones en Nueva Zelandia actualmente no permiten volar más allá de la vista del operador, pero Domino’s dice que está trabajando con las autoridades para eliminar barreras.

“Queremos empujar tan duro como podamos para ponerlo en marcha globalmente a través de nuestros siete mercados”, dijo Bush. Los otros mercados de Domino’s Pizza Enterprises son Australia, Japón, Países Bajos, Francia, Bélgica y Alemania.

La compañía planea ampliar sus entregas con drones en Nueva Zelandia a principios de 2017, las cuales también se realizarán de noche.

En ese país, Domino’s solo vende pizzas de un solo tamaño, lo que simplifica la entrega mediante drones. Bush dice que los drones podrán cargar hasta 2,49 kilogramos de peso.

Redacción CNN

Advertisements