En un pozo de agua, ubicado en el Barrio San Bartolo, en Huehuetoca, fueron encontrados cuerpos de varias personas el 17 de Agosto de 2016. 

Toluca, Méx. El Procurador de Justicia mexiquense Alejandro Gómez Sánchez informó que hasta el momento se han extraído más de 900 restos óseos de una lumbrera ubicada en el centro de Huehuetoca, de los cuales 792 corresponden a seres humanos, y otros de animales.
De acuerdo con los exámenes periciales realizados a la fecha existe confirmación de que las osamentas corresponden a 12 personas entre los cuales 11 son hombres y uno pertenece a una mujer.

La dirección de servicios periciales continua realizando pruebas antropológicas y genéticas a fin de determinar la identidad de las víctimas.

El procurador informó que la dependencia sigue buscando al interior de la lumbrera más rastros óseos pero esta tarea se ha dificultado por las condiciones climáticas ya que a diario el pozo se inunda y complica las labores de la dependencia.

Redacción La Jornada 

Advertisements

¿Qué te parece?