El burkini es una prenda de baño islámica que cubre casi todo el cuerpo, desde el cabello hasta los tobillos de las mujeres musulmanas, y causa polémica desde hace algunos días en Francia, ¿la razón?:

El pasado lunes el tribunal administrativo de Niza validó el decreto antiburkini, emitido por una comuna de la Costa Azul, y consideró que esta prohibición, pronunciada por varias otras playas, era necesaria para evitar la perturbación del orden público luego de la serie de atentados en Francia, entre ellos el ocurrido en Niza el pasado julio que dejó 86 muertos.

La jurisdicción local consideró que mostrar esas prendas puede atentar contra las convicciones o la ausencia de convicciones religiosas de otras personas que acuden a las playas y ser percibida como un desafío o provocación que exacerba las tensiones experimentadas por la población.

Sin embargo, el próximo jueves el Consejo de Estado francés, la más alta jurisdicción administrativa del país examinará una demanda interpuesta por la Liga de Derechos Humanos (LDH) contra el controvertido decreto antiburkini emitido por Niza.

El Consejo del Estado tendrá que fijar las reglas en el territorio francés para todos los decretos de ese tipo adoptados por varias comunas del litoral francés. El primer ministro francés Manuel Valls declaró que “comprende a los alcaldes” que tomaron tales decisiones.

En Canadá:

Al primer ministro canadiense Justin Trudeau se le preguntó por la polémica en Francia sobre el uso del burkini y él defendió la libertad de culto, que garantiza el derecho a llevar la prenda; llamó a respetar los derechos y las elecciones de los individuos

Tras la controversia en Francia, donde varias alcaldías de localidades costeras prohibieron el burkini, diputados de Quebec pidieron una medida similar en esta provincia, en nombre del principio de laicidad. El primer ministro dijo que Canadá va hacia el camino de la aceptación, de apertura, de amistad, de comprensión:

“(la aceptación)… es lo que estamos viviendo en nuestras comunidades diversas y ricas, no a pesar, sino a causa de las diferencias”. Justin Trudeau

 

Redacción Agencia AP