NUEVO LAREDO, Tamps. (apro).- Al menos cinco presuntos sicarios perdieron la vida y siete policías resultaron heridos durante una serie de enfrentamientos con miembros de la delincuencia organizada en los municipios de Miguel Alemán y Camargo, Tamaulipas.

Los hechos de violencia registrados en varias regiones de la frontera chica ocurre dos días después de que fue localizado el cadáver del capo Gumercindo Gámez Villarreal, Capitán Águila y su escolta Teófilo Saúl Rodríguez, cuyos cuerpos fueron abandonados en el interior de una auto el martes pasado en una carretera del municipio de General Bravo, Nuevo León.

Al filo de las 13:00 horas un grupo armado persiguió y atacó con granadas en la avenida principal de Miguel Alemán a dos patrullas de la Policía Estatal “Fuerza Tamaulipas”, provocando que se incendiara una de las unidades.

El Grupo de Coordinación Tamaulipas informó que “siete policías estatales de Fuerza Tamaulipas resultaron lesionados al ser agredidos por parte de integrantes de un grupo delincuencial”.

Los hechos se registraron cuando los policías estatales realizaban recorridos de seguridad y vigilancia sobre la avenida principal de la ciudad y fueron interceptados por dos camionetas de color blanco.

Los civiles armados que se desplazaban en las camionetas realizaron disparos, lanzaron una granada y poncha llantas al huir.

Tras el ataque, efectivos del Ejército persiguieron a los hombres armados que escapaban a toda velocidad en las dos camionetas. Durante la persecución en la carretera La Ribereña, las camionetas se impactaron contra un muro del puente de cuota del Río San Juan, el cual fue cerrado a la circulación la tarde de este jueves.

Tras el choque, al menos tres civiles quedaron muertos.

Las autoridades ordenaron el cierre de la escuela y llamaron a los automovilistas a resguardarse en un lugar seguro hasta que “se normalice la situación”.

Mientras que en el municipio vecino de Camargo, alrededor de las 13:30 horas, dos bandos de hombres armados se enfrentaron en calles del centro de la ciudad durante varios minutos. Tras el intercambio de balas se reportaron al menos dos civiles muertos.

Desde la tarde de este jueves un helicóptero de la Marina sobrevuela la región de Camargo y Miguel Alemán.

Los hechos violentos ocurren dos días después de que en el vecino estado de Nuevo León fueron localizados los cuerpos del Capitán Águila y uno de sus escoltas.

El hallazgo se produjo por una llamada a autoridades de Nuevo León que alertaba sobre un vehículo abandonado en la localidad de General Bravo, estacionado en la carretera que conecta con Camargo.

Al llegar a la zona, las autoridades descubrieron un Ford Focus rojo con placas 124 TRJ4 y en el interior de la cajuela, que estaba abierta, se encontraban los cuerpos de las víctimas, los cuales tenían huellas de tortura.

El Capitán Águila era señalado como el jefe de plaza del Cártel del Golfo en Díaz Ordaz y Ciudad Mier.

En Camargo trascendió desde ayer que el jefe del CDG en Reynosa, Julián Loisa Salinas, Comandante Toro fue quien dio la orden de ejecutar a Águila debido a una serie de traiciones.

Advertisements