Un contingente de alrededor de 300 personas bloquean la avenida Insurgentes Norte e impiden la entrada al paradero del Metro Indios Verdes, lo que provoca un complicado avance vehicular sobre la autopista México-Pachuca.

Los manifestantes son miembros de la organización México Unido por una Vivienda Digna, quienes cerraron ambos carriles de la vialidad con cuatro camiones provenientes de Teotihuacán.

Los inconformes exigen mayor seguridad, consignando que el pueblo de dicha localidad se vea en la necesidad de hacer justicia por su propia mano, y piden un ambiente de trabajo digno para los comerciantes ambulantes.

Por el momento, los manifestantes son encapsulados por granaderos y miembros de la policía capitalina, mientras que el tránsito hacia La Raza se reporta lento.