La empresa OHL México emitió su postura sobre los resultados de la auditoría que la Contraloría Interna del Estado de México realizó al Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares relativa a la concesión del Viaducto Bicentenario.

Al respecto, la compañía puntualizó que sobre la observación de tipo administrativo de 62 millones de pesos referente a la metodología empleada para la actualización de los precios de los materiales de obra, la metodología utilizada es la que se establece tanto en el Reglamento del libro Décimo Segundo del Código Administrativo del Estado de México, como en el Título de Concesión.

Además, es el que se usa actualmente en todas las concesiones de la entidad y en los contratos de obra pública a nivel federal, indicó la empresa.

“También se señala una observación respecto al incremento en la inversión reconocida realizada en el sistema de peaje por 197 millones de pesos”.

“Esta situación se relaciona con un ajuste de los precios unitarios que estaba pendiente de resolverse. Sin embargo, fue solventada y concluida este año; lo cual no fue considerado por la auditoría”, expuso OHL, en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Sobre la falta de documentación comprobatoria de las obras realizadas por un monto de 37 millones de pesos, que representa 0.5% de la inversión en el Viaducto Bicentenario que asciende a poco más de 11 mil millones de pesos.

OHL México dijo que pondrá a disposición la información necesaria para aclarar cualquier duda sobre esta cifra.

El sábado se dio a conocer que el gobierno del Estado de México sancionará a la empresa por irregularidades estimadas en 296 millones de pesos en la construcción del Viaducto Bicentenario, en el tramo Lomas Verdes-Toreo.

La auditoría realizada por Pricewaterhouse Coopers (PwC) encontró que el proceso de licitación de la obra se hizo conforme a las bases, por lo que no hay riesgos que afecten la adjudicación a OHL.

No obstante, PwC encontró que en las bitácoras de obra no se dejó constancia de cambios y de trabajos adicionales; y tampoco hay evidencia específica de autorizaciones a cambios en el proyecto.

PwC encontró que las discrepancias por ajustes de costos y estimaciones con generadores insuficientes ascienden a 296 millones de pesos.

Además, respecto a la segunda etapa de la obra, las estimaciones en las que se detectaron anomalías por obras no previstas suman otros 38.6 millones de pesos.

OHL explicó que al tratarse de una auditoría interna del gobierno, OHL no fue notificada ni requerida en el proceso de revisión que se llevó a cabo.

El proceso de licitación se desarrolló de acuerdo a las bases del concurso y la adjudicación fue conforme a derecho y se apegó a la normatividad del Estado de México.

Asimismo, la modificación al Título de Concesión fue conforme a las normas vigentes.

OHL reiteró que se debe reconocer las inversiones que la empresa ha hecho en el segundo tramo del Viaducto Bicentenario en lo que corresponde de Lomas Verdes a Toreo.

También destacó que la auditoría no cuestiona la legalidad de la rentabilidad garantizada.

Redaccion El universal 

Advertisements

¿Qué te parece?