Hace pocos días fue presentado el Galaxy Note 7, con un potente procesador Snapdragon 820 de cuatro núcleos y en algunos mercados con el Exynos 8890 con ocho núcleos de la propia compañía, lo que debería hacerlo prácticamente el más rápido del mercado. Pero parece que no es así.

El canal de YouTube PhoneBuff realizó una prueba práctica en un video,comparando las velocidades del iPhone 6s (lanzado hace casi un año) y del recién presentado Galaxy Note 7, y sus resultados han reavivado el enfrentamiento entre ambas marcas.

En poco más de tres minutos, podemos ver el mismo proceso de ejecución de apps en ambos dispositivos en igualdad de condiciones, pero no pasa mucho tiempo antes de que el smartphone de Apple tome la delantera.

Específicamente, los problemas para Samsung comienzan en la ejecución de juegos y aplicaciones que consumen más recursos.

Si bien el Galaxy Note 7 cuenta con más músculo para mover las aplicaciones( 4GB de RAM y el potente procesador Snapdragon 820) frente a los 2GB de RAM del iPhone y su chip A9, parece ser que más allá de la gran potencia del equipo, con este test podríamos decir que la unión iPhone iOS es mucho más efectiva que cuando el hardware y software no van de la mano.

Revise el artículo completo en Applesfera.