El robo de ideas ajenas fue motivo de dimisión de ministros y presidentes

En los casos recientes de plagio en tesis universitarias protagonizados por un miembro de un Gobierno, la apropiación de ideas ajenas ha sido motivo suficiente de dimisión o renuncia. El escándalo provocado por el robo académico pone fin a la carrera de altos cargos aún años después de su publicación. En el caso de la tesis de Peña Nieto, la denuncia surgió de una investigación periodística.

Enrique Peña Nieto (Presidente de México)

Publicó su tesis en 1991 y fue acusado de plagio en 2016

Una investigación de la periodista mexicana Carmen Aristegui concluye que Peña Nieto plagió al menos a 10 autores en su tesis para obtener la licenciatura en Derecho por la Universidad Panamericana cuando tenía 25 años. Según el informe, más de un 30% del contenido del texto fue “robado de obras de otros autores”.

Annette Schavan (exministra de Educación de Alemania)

Plagió su tesis en 1980 y fue descubierta en 2013

La Universidad de Dusseldorf despojó a Schavan de su doctorado en Filosofía. Según la comisión que estudió su tesis durante más de ocho meses tras una denuncia anónima publicada en un blog, la ministra de Educación alemana incluyó en su trabajo textos ajenos de forma “sistemática y premeditada”. Dimitió después de quedar probada la copia.

Victor Ponta (ex primer ministro rumano)

Copió su tesis en 1980 y fue descubierto en 2013

Se le retiró su doctorado en 2014 después de que un panel de académicos de la Universidad de Bucarest dictaminase que había plagiado gran parte de su tesis sobre la Corte Penal Internacional. Ponta declaró que dimitiría si se demostraba el plagio; así hizo dos años después. Reconoció que debió haberlo reconocido antes.

Pál Schmitt (expresidente húngaro)

Plagió en 1992 su tesis sobre los Juegos Olímpicos y fue descubierto en 2012
Schmitt, excampeón olímpico de esgrima, escribió su tesis doctoral  en la Universidad de Educación Física de Budapest. La universidad informó que la mayor parte de ese trabajo fue copiada y decidió despojar al presidente de su doctorado. Este dimitió en abril de 2012.

Karl Theodor zu Guttenberg (exministro de Defensa alemán)

Plagió su tesis universitaria en 2007 y fue descubierto en 2011

El ministro más popular de Alemania y delfín de la canciller, Angela Merkel, renunció a la cartera de Defensa tras salir a la luz que parte de su tesis estaba copiada. A pesar de que este negó las acusaciones, la Universidad de Bayreuth, donde el ministro presentó su trabajo, lo demandó por atentar contra la ley de propiedad intelectual y por falso juramento. Posteriormente revocó su título.

Vladimir Putin (presidente ruso)

Presentó su trabajo doctoral en 1993 y en 2006 fue acusado de plagio

Los investigadores del Instituto Brookings de Washington acusaron en 2006 a Putin de plagiar su tesis doctoral sobre recursos naturales. Según el informe, 16 de las 20 páginas del texto del presidente ruso son “casi idénticas” a las de un documento publicado por la Universidad de Pittsburgh 20 años antes.

Redacción El Pais

Advertisements

¿Qué te parece?