Por más de dos meses este hombre se tragó, literalmente, 40 cuchillos hasta que un día, no soportó el dolor de estómago. Cuando el paciente llegó al hospital los doctores que  lo atendieron pensaron que se trataba, por la descripción que el hombre hacía, de un tipo de cáncer u otra enfermedad grave.

El hombre, de oficio policía, fue revisado de manera minuciosa. Los médicos quedaron sorprendidos al ver que en los escanéos realizados por medio de una cámara en el cuerpo del hombre, se observaban algunos artefactos raros dentro del estómago. Al intervenirlo quirúrgicamente, sacaron los 40 filosos cuchillos.

11.jpg_892725729 cuchillos.jpg_110352918