Los autores de este video ya han obtenido más de medio millón de visitas en su canal de YouTube, ya que con su experimento hicieron que los internautas se convencieran de algo que parecía imposible.